Lucha por la Salud en Colombia: EPS advierten sobre crisis financiera inminente



Colombia

Redacción Sufragio


En una carta fechada el 27 de julio y dirigida al ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, las EPS Sura, Sanitas y Compensar han manifestado su creciente inquietud en torno a la alarmante situación financiera que actualmente acecha al sector de la salud en Colombia. En sus palabras, estas prominentes EPS han alertado sobre las serias dificultades que podrían enfrentar para mantener sus operaciones más allá de septiembre de este año.

En medio de esta preocupante coyuntura, el excandidato presidencial Enrique Gómez ha vertido críticas en dirección al actual Gobierno, señalando que la salud de los ciudadanos colombianos parece no ocupar un lugar prioritario en la agenda gubernamental. Sus palabras, en cierto modo, encapsulan el sentimiento generalizado de incertidumbre y descontento que ha permeado la sociedad a raíz de esta problemática.

En respuesta a esta inquietud expresada por las EPS, el ministro Alfonso ha alzado su voz para contrarrestar las preocupaciones. Ha enfatizado, en tono enérgico, que el sistema de salud cuenta con recursos suficientes para sortear esta crisis aparente. El ministro ha subrayado que, mientras las EPS resaltan sus pérdidas, omiten mencionar las ganancias acumuladas durante los últimos dos años. Con firmeza, el ministro afirma que el Gobierno está cumpliendo con los presupuestos asignados de manera escrupulosa.

El ministro de Salud, en un intento por aplacar los temores, destaca que privar a los colombianos de los servicios de salud que las EPS están obligadas a brindar no es una opción viable. Hace hincapié en que estos fondos provienen directamente de los impuestos y contribuciones realizadas por los ciudadanos, por lo que considera fundamental desechar la noción de una crisis inexistente en este ámbito.

En una línea de pensamiento paralela, el presidente Gustavo Petro también ha rechazado las afirmaciones de las EPS en relación con la liquidez comprometida debido a demoras en los pagos por parte de la ADRES. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario ha declarado que el sistema de salud cuenta con financiamiento garantizado hasta el cierre de este año. Además, ha destacado el aumento del presupuesto destinado al Ministerio de Salud en un 25 % para el año 2023 como una muestra tangible de los esfuerzos gubernamentales por respaldar el sistema de salud.

El presidente Petro ha hecho hincapié en la financiación del sistema, resaltando el incremento en el valor de la Unidad de Capitación, una métrica fundamental para el cálculo de los pagos a las EPS en función de la cantidad de afiliados. Este incremento, que supera significativamente la tasa de inflación, refleja, según el presidente, el compromiso del Gobierno con el fortalecimiento del sistema de salud.

No obstante, la crisis financiera que las EPS afrontan no es un fenómeno novedoso ni circunstancial. Erwin Hernández, médico y PhD en Investigación Clínica de la Universidad de La Sabana, ha señalado en una entrevista que esta crisis es un problema acumulado a lo largo del tiempo. A pesar de los aumentos en la financiación, Hernández destaca la gran cantidad de quejas recibidas, entre ellas solicitudes de atención urgente.

Hernández también ha planteado interrogantes sobre por qué, a pesar de los notables incrementos en los fondos gubernamentales, las EPS han incumplido en los pagos a hospitales y clínicas. Resalta que, pese a los recursos adicionales, más de 1,300,000 quejas se han acumulado, incluyendo a más de 494,000 personas que requieren atención urgente.

En sintonía con estas preocupaciones, el presidente Petro ha expresado inquietudes similares sobre las irregularidades en el sistema de salud. Ha afirmado que algunas EPS direccionan los pagos hacia empresas vinculadas a sus propietarios y administradores, dejando áreas subfacturadas. Esto, en su perspectiva, desvía fondos públicos hacia manos privadas y debilita tanto la red pública como la privada de atención médica.

Con la intención de abordar estos problemas, el Gobierno ha tomado medidas para supervisar y controlar estas irregularidades. Se ha encomendado a la Superintendencia la tarea de garantizar que los recursos públicos se destinen a mejorar los servicios de salud y no se dilapiden en el camino.

En medio de esta intensa discusión, el expresidente César Gaviria ha emitido un comunicado en el que sugiere que la crisis en las EPS es resultado de problemas estructurales sin resolver y de la gestión ineficaz del Gobierno actual. Gaviria resalta la necesidad inaplazable de llevar a cabo una reforma integral del sistema de salud, y respalda un proyecto de Ley Estatutaria presentado por su partido, el Partido Liberal, como el camino hacia una solución duradera.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68