Uruguay define candidatos presidenciales: Orsi vs. Delgado en competencia ajustada

 

Uruguay

En las primarias celebradas este domingo, Yamandú Orsi, alcalde de la segunda región más grande de Uruguay, aseguró la candidatura del partido de centro-izquierda, superando a Carolina Cosse, la alcaldesa de Montevideo. Por otro lado, Álvaro Delgado se posicionó como el representante principal de la coalición gobernante de centro-derecha, según los resultados preliminares.

El escenario electoral de octubre promete ser competitivo, reflejando preocupaciones crecientes sobre la desigualdad y la seguridad pública. Quien resulte victorioso en las elecciones generales del 27 de octubre o en un posible balotaje en noviembre, enfrentará desafíos significativos como altos índices de homicidios, mejoras en la seguridad social, y la gestión de relaciones comerciales clave, incluida la con China, en una economía proyectada a crecer un 4% este año.

cuestas muestran un debilitamiento del apoyo hacia la coalición de centro-derecha del presidente Luis Lacalle Pou, a pesar de su liderazgo durante la pandemia de COVID-19 y las dificultades económicas posteriores a la guerra en Ucrania. Factores como la percepción de retrocesos en políticas de bienestar y casos de corrupción han beneficiado al Frente Amplio, que gobernó de 2004 a 2019, según las últimas mediciones.

"Hoy tenemos fórmula para la presidencia", declaró Orsi tras su victoria en las primarias, junto a su compañera de fórmula, Carolina Cosse, como candidata a vicepresidente. El Frente Amplio lidera las encuestas con un apoyo del 47% en mayo, mientras que la principal fuerza de la coalición gobernante alcanza cerca del 43%.

Con cerca del 10% del electorado aún indeciso, se espera una elección ajustada en octubre, en la que el descontento popular podría influir decisivamente. La baja participación histórica del 36% del padrón en estas primarias, aunque no obligatorias, refleja un clima político de alto nivel de descontento.

Lacalle Pou, quien no puede presentarse para reelección inmediata, ha enfrentado críticas por casos de espionaje político y corrupción en su gabinete, pese a mantener buena valoración en las encuestas. Álvaro Delgado, representante de la continuidad dentro de la coalición gobernante, busca replicar la estrategia de coalición multicolor que llevó a Lacalle Pou a la presidencia en 2019.

En el Frente Amplio, la competencia entre Orsi y Cosse refleja una dinámica interna crucial, donde el respaldo del expresidente José Mujica podría ser determinante para Orsi.

"Uruguay enfrenta hoy desafíos de seguridad e igualdad", afirmó Orsi antes de las elecciones, comprometiéndose a una "izquierda moderna" para abordar la pobreza y la indigencia crecientes.

En caso de no obtener ningún candidato presidencial más del 50% de los votos el 27 de octubre, se celebrará una segunda vuelta el 19 de noviembre.

Fuente: CNN

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72