En Uruguay, Francisco Bustillo retoma cargo en Cancillería tras controversia por Caso Marset

 

Uruguay

El exministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, ha retomado funciones en el ámbito político, reintegrándose a la Cancillería tras su renuncia por su implicación en el polémico caso de la entrega del pasaporte al narcotraficante Sebastián Marset, quien aún se encuentra prófugo.

Omar Paganini, el actual canciller, confirmó a la prensa que Bustillo ha vuelto a desempeñar un rol en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Según Paganini, Bustillo presentó su renuncia al presidente Luis Lacalle Pou en noviembre del año pasado tras la revelación de su participación en el caso Marset.

Bustillo ha sido asignado como asesor dentro de la Dirección General de Política. Paganini especificó que Bustillo trabaja ahora como asesor del Director General para Asuntos Políticos, Fernando Sandín Tusso, quien anteriormente fue embajador en Paraguay y Costa Rica. Bustillo reanudó sus actividades el lunes de esta semana.

En noviembre del año pasado, Bustillo renunció a su puesto como ministro de Relaciones Exteriores después de que se filtraran audios en los que pedía a la exvicecanciller, Carolina Ache, que extraviara su celular. Este dispositivo contenía advertencias sobre el riesgo de otorgar un pasaporte a Sebastián Marset mientras estaba detenido en Dubái en 2021.

El presidente Lacalle Pou, quien se encontraba en Estados Unidos para participar en la primera cumbre de la Alianza para la Prosperidad Económica en las Américas (APEP), fue informado sobre la filtración de los audios durante su viaje. En ese momento, Lacalle Pou se comunicó con la presidenta en ejercicio, Beatriz Argimón, y el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, quien estaba de gira por el interior del país.

El excustodio presidencial, Alejandro Astesiano, fue el último en declarar en el caso de Sebastián Marset. Durante su declaración, negó conocer a Carolina Ache y afirmó no tener relación con el narcotraficante. Su abogado, Ignacio Durán, reiteró que Astesiano no tiene vínculos con Ache ni con Marset.

Las sospechas surgieron tras la filtración de un audio entre Astesiano y un escribano condenado por la expedición de pasaportes rusos. En el audio, Astesiano menciona que Ache sería perjudicada por sus acciones en Dubái. Sin embargo, Durán aclaró que esto era solo una opinión personal basada en la cobertura mediática y no en información concreta.

La exvicecanciller Carolina Ache también negó conocer a Astesiano y afirmó que su confirmación la posiciona como "un chivo expiatorio" en el caso Marset. Ache subrayó que no ha tenido ningún tipo de comunicación con Astesiano y que conoció su testimonio a través de la prensa.

Este regreso de Bustillo a la Cancillería marca un nuevo capítulo en su carrera política, mientras las investigaciones y controversias en torno al caso Marset continúan desarrollándose.

Fuente: Ámbito

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72