Tensión en Bolivia: Acusaciones de desestabilización entre Gobierno y Evo Morales

 

Bolivia

En medio de una creciente tensión política en Bolivia, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, acusó a Evo Morales de buscar desestabilizar el país y tomar el poder "por la fuerza", en un intento de "cercar" a la nación y privar al pueblo de alimentos. Estas declaraciones surgieron tras revelarse un supuesto plan liderado por Morales para acceder nuevamente a la presidencia mediante acciones disruptivas.

"Estamos comprometidos en garantizar la paz y el desarrollo de nuestra Patria frente a estos intentos desestabilizadores", declaró del Castillo en sus redes sociales.

Por otro lado, Evo Morales, líder del Movimiento al Socialismo (MAS), negó rotundamente las acusaciones del gobierno y culpó a la administración de Luis Arce por la crisis económica y social que atraviesa el país. En su programa radial semanal, Morales acusó al gobierno de difamar al movimiento social y utilizar un discurso similar al de la derecha política.

Las tensiones se intensificaron luego de que la ministra de Salud y Deportes, María Renée Castro, alertara sobre posibles movilizaciones que podrían afectar el acceso a alimentos, salud y educación. "Es crucial priorizar el bienestar del pueblo boliviano sobre intereses individuales", enfatizó Castro, instando al diálogo como única vía para resolver las diferencias.

Las acusaciones mutuas entre el gobierno de Luis Arce y Evo Morales han exacerbado la incertidumbre política en Bolivia, con el gobierno denunciando intentos de generar convulsión social para alterar el mandato presidencial. Mientras tanto, la población sigue preocupada por el impacto de estas disputas en la estabilidad y el desarrollo del país.

Fuente: Opinión Bolivia

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72