Conexiones polémicas en México: Abogado de Peña Nieto revela transacciones millonarias con ex líderes del PRI a través de la Banca Privada d'Andorra


 Nacional

El rastreo de las transacciones en la Banca Privada d’Andorra (BPA) de Juan Ramón Collado, abogado del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018), revela inéditas conexiones entre este letrado encarcelado por blanqueo y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Según un informe confidencial de la policía de Andorra, Collado compró tres apartamentos de lujo en Miami para el que fuera presidente de la formación tricolor entre 2002 y 2005 y exgobernador de Tabasco, Roberto Madrazo; y costeó una estancia en un selecto hotel de España en 2011 al expresidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

Collado recurrió a su opaca maraña de una veintena de cuentas en la BPA, donde movió 111 millones de dólares hasta 2015, para agasajar a los priistas Madrazo y Salinas, según los investigadores.

El abogado adquirió a través de Andorra tres apartamentos en el complejo St. Regis Bal Harbour de Miami. Concebido en 2011 por el arquitecto de edificios de lujo Sieger Suárez, esta urbanización con vistas al mar se vende como un residencial con tecnología inteligente, dos piscinas climatizadas, spa y centro de salud. Disfrutar de uno de los 275 apartamentos que conforman este espacio de edificios de 26 alturas cuesta entre 2,9 y 14,9 millones, según la inmobiliaria Miami Condo Lifestyle.

La policía de Andorra apunta que el “beneficiario efectivo” de las tres propiedades adquiridas por Collado en Miami fue el expresidente del PRI Madrazo. Concluye esta tesis tras analizar “el intercambio de información con homólogos extranjeros”, en alusión a cuerpos policiales de otros países, según un informe inédito de junio de 2022 de la Unidad de Investigación Económica y Financiera del país europeo.

Madrazo indica que los apartamentos figuran a nombre de su hermano Sergio, ingeniero de profesión, y que responden al pago de una deuda de siete millones. Defiende que la deuda se saldó con la entrega de los inmuebles. “No tengo nada que ver con esos apartamentos, aunque sí están dentro de la familia. El contrato es entre mi hermano y Collado”, asegura el exdirigente.

La BPA maniobró para blindar la identidad de Collado en la operación al pedir en 2012 que solo figurara en la transferencia una sociedad opaca y no el nombre del letrado, según los investigadores.

Según los investigadores, Collado también contrató los servicios de García Montes para canalizar la adquisición y mantenimiento de dos aeronaves —un Cessna Citation 650 (modelo 1995) y un Bombardier Challenger 601— valoradas en 5,2 millones que registró en EE UU y que también están bajo el foco de la justicia. La policía andorrana ha pedido a la jueza que indaga a Collado por blanqueo que reclame a EE UU información sobre los vuelos de Peña Nieto en los aviones de Collado en cielo estadounidense.

El barrido de las transacciones en la BPA de Collado revela también que, a través de su madeja societaria en el principado europeo, el polémico letrado sufragó en 2011 al expresidente Carlos Salinas de Gortari una estancia de dos noches en un hotel de lujo en Marbella, turística ciudad del sur de España.

El informe confidencial que vincula a Collado con la compra de tres apartamentos en Miami para Madrazo y el pago de un hotel de lujo a Salinas forma parte del sumario de la Operación Jet. Una juez de Andorra indaga desde 2016 en esta causa si el letrado cometió blanqueo y un delito contra la administración de justicia.

La investigación que tiene en su mirilla a Collado apunta que el letrado de Peña Nieto no puede acreditar el origen de sus fondos en la BPA y desmonta la justificación de este abogado, que declaró a la instructora que su fortuna procedía de la actividad profesional de su bufete y el negocio de la cadena de casas de empeño Prenda Oro que creó su padre en 1999.

Las pesquisas señalan que Collado actuó presuntamente como testaferro de dirigentes mexicanos en Andorra, donde movió 111 millones entre 2006 y 2015 a través de un alambicado entramado. Los agentes sospechan, además, que la decena de tarjetas del letrado con límites de gasto mensual de entre 16.174 y 65.000 dólares costearon gastos de lujo por valor de 10,5 millones a dirigentes mexicanos en España, Francia, Italia, Suiza y EE. UU. Entre 2008 y 2015, estos dispendios sumaron 855.000 dólares en hoteles; 213.000 en joyerías y 80.840 en tratamientos antienvejecimiento en clínicas suizas, según desveló este diario.

Collado, que ha sufrido recientemente un “ataque isquémico transitorio”, dolencia similar a un derrame cerebral, se ha granjeado en los últimos años el sobrenombre de abogado del poder. Y es que su nómina de clientes incluye a relevantes figuras como el exgobernador de Quintana Roo Mario Villanueva (PRI), el exlíder sindical de Pemex Carlos Romero Deschamps o Raúl Salinas de Gortari, hermano del expresidente.

Fuente: El País


Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68