Biden desafía críticas sobre su salud mental y promete seguir en la carrera presidencial

 


Estados Unidos

En una entrevista exclusiva con ABC News, el presidente Joe Biden abordó directamente las preocupaciones sobre su salud mental y su capacidad para el cargo, generadas tras su reciente actuación en debates. Reconociendo que el debate fue un "mal episodio", Biden defendió su historial de logros, citando el plan de paz para Oriente Medio y la expansión de la OTAN como ejemplos de su capacidad de liderazgo.

George Stephanopoulos, en una conversación que abarcó 22 minutos, no solo cuestionó el desempeño de Biden frente a Donald Trump en el debate, sino que también tocó el tema de los lapsus que han sido tema de informes recientes. Biden respondió afirmativamente sobre sus éxitos durante su mandato y rechazó la noción de una fragilidad creciente, afirmando estar en buena forma física y mental.

La entrevista se enmarca en un esfuerzo de la Casa Blanca y su campaña para ajustar su estrategia después de las críticas por el desempeño vacilante de Biden, que ha suscitado preocupaciones entre algunos demócratas sobre su capacidad para enfrentar una campaña de reelección y un posible segundo mandato. Con vistas a su edad, Biden tendría 86 años al concluir un segundo periodo presidencial, lo que ha suscitado interrogantes sobre su capacidad para ejercer efectivamente el cargo.

Stephanopoulos planteó la pregunta crucial sobre si Biden considera tener la capacidad mental y física para otros cuatro años en la presidencia, a lo que Biden respondió con confianza en sus habilidades actuales y su entendimiento del camino que debe seguir la nación. Subrayó que más allá de las decisiones políticas, la integridad y el carácter del presidente son fundamentales para la correcta aplicación de la Constitución.

Ante la insistencia de Stephanopoulos sobre la sinceridad de Biden consigo mismo respecto a su capacidad para el liderazgo continuado, Biden reafirmó su convicción, argumentando que su enfoque está en cumplir con las expectativas y responsabilidades del cargo. Sin embargo, rechazó la propuesta de una evaluación médica independiente que incluyera pruebas cognitivas, optando por mantener su posición sobre su capacidad actual y su preparación para el cargo.

El presidente también minimizó las encuestas recientes que muestran resultados desfavorables frente a Trump, y desestimó las preocupaciones internas dentro del partido demócrata sobre la conveniencia de su candidatura. Ante la pregunta directa de si consideraría retirarse si se convenciera de que no podría vencer a Trump, Biden hizo una referencia humorística, diciendo que dependería de una intervención divina para tomar esa decisión.

La entrevista refleja un intento de Biden por reafirmar su posición frente a críticas crecientes, mientras enfrenta desafíos tanto internos como externos en su búsqueda de un segundo mandato presidencial.

Fuente: ABC

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72