Samuel Daza, alcalde de Ancón, ruega por ayuda financiera para salvar el municipio peruano

 

Perú

El alcalde de Ancón, Samuel Daza, ha alertado sobre la bancarrota inminente de su municipio, manifestando que solo podrán mantenerse operativos hasta agosto debido a graves dificultades financieras. En un esfuerzo por obtener respuestas del ministro de Economía, José Arista, Daza y varios regidores se trasladaron al Ministerio en Lima, demandando urgentemente un rescate financiero prometido pero aún no materializado.

Ancón se encuentra en estado de emergencia, enfrentando una crisis severa que, según Daza, requiere atención inmediata. El Fondo de Compensación Municipal asignado para este año solo alcanzará hasta agosto, lo que deja al municipio en una situación desesperada para cubrir servicios básicos esenciales como limpieza pública, manejo de residuos sólidos, seguridad ciudadana y gestión de riesgos de desastres.

Daza subrayó la necesidad urgente de recibir al menos 11.5 millones de soles adicionales para operar hasta fin de año. Criticó la asignación actual del Foncomun, considerándola insuficiente e injusta para un distrito con 120 mil habitantes y enfrentando altos índices de criminalidad, en parte atribuidos a la presencia de dos penales en la zona.

La situación de Ancón no es ajena al Gobierno, ya que el ministro Arista había prometido medidas de rescate para municipios en dificultades económicas, incluyendo Ancón, durante su comparecencia ante el Congreso. Sin embargo, hasta la fecha, estas promesas no se han materializado completamente, exacerbando la crisis local.

En respuesta a la emergencia, el Gobierno aprobó recientemente la transferencia de S/ 500 millones a municipalidades en todo el país, destinados a fortalecer su capacidad operativa frente a desafíos inmediatos. Este apoyo busca mejorar la calidad de vida de los ciudadanos mediante la provisión adecuada de servicios públicos esenciales.

Ancón, junto con otros municipios en Lima y el resto del país, sigue esperando soluciones concretas y efectivas para garantizar su supervivencia financiera y el bienestar de sus residentes en los meses venideros.

Fuente: Infobae

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72