Elección especial en Forest Hill: Trudeau juega su futuro político

 

Canadá

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se enfrenta a una crisis de confianza en su noveno año en el cargo. Las encuestas muestran que ha caído en desgracia mientras su principal oposición, el Partido Conservador, está en alza. Esto pone en juego asientos inesperados, incluido el de Toronto-St. La de Pablo, donde los conservadores están a poca distancia de los liberales, que han ganado en todas las elecciones desde 1993.

Los residentes del barrio Forest Hill de Toronto votarán en una elección especial para elegir un escaño vacante en la Cámara de los Comunes. Esta elección especial es muy seguida, ya que una derrota para Trudeau aumentaría dramáticamente la presión sobre él para que renuncie antes de las elecciones nacionales previstas para el próximo año.

La crisis de confianza en Trudeau se debe a varios factores. Por un lado, la economía de Canadá está creciendo a un ritmo lento y la vivienda es inasequible para muchos. Además, las elevadas tasas de interés siguen frustrando a los prestatarios y a los aspirantes a compradores de viviendas. Estos problemas económicos han generado disturbios en todo el país y han contribuido a la caída de popularidad de Trudeau.

La guerra entre Israel y Hamas también ha cobrado importancia en la elección especial de Toronto-St. La de Pablo, donde los residentes judíos representan aproximadamente el 11% de la población. Los liberales de Trudeau están tratando de preservar el apoyo de las comunidades judía y musulmana mientras navegan por una relación tensa con el gobierno de Benjamin Netanyahu.

Trudeau también ha enfrentado varios escándalos y acusaciones durante su tiempo en el cargo. Ha sido objeto de investigaciones por conflicto de intereses y corrupción. Por ejemplo, se enfrenta a su tercera investigación por conflicto de intereses debido a la decisión de su gabinete de otorgar un contrato valorado en US$43 millones a la organización WE Charity de Canadá. Estos escándalos han contribuido a la pérdida de popularidad de Trudeau.

En resumen, Trudeau se enfrenta a una crisis de confianza en su noveno año en el cargo, con una caída en su popularidad y una oposición en alza. La elección especial en Toronto-St. La de Pablo es un campo de batalla político importante, donde los conservadores están cerca de los liberales. Factores como la economía lenta y la vivienda inasequible, así como la relación con la comunidad judía y musulmana, también han contribuido a esta crisis de confianza. Además, Trudeau ha enfrentado escándalos y acusaciones que han afectado su imagen pública 

Fuente: National Post

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72