Partidos aseguran que las elecciones para la Alcaldía de San José “son una batalla anticipada” de las presidenciales



Costa Rica 

Aunque las elecciones municipales del próximo año y los comicios presidenciales del 2026 tienen dinámicas totalmente diferentes, la designación del alcalde de San José es considerada como una especie de batalla anticipada de la gran guerra electoral.

Esa alcaldía no solo maneja el presupuesto más cuantioso de todos los cantones con ¢73 mil millones al año, lo que permite fomentar obras públicas y demostrar una buena gestión para cientos de miles de votantes, sino que también representa a la ciudad capital y, por ello, es simbólica en términos de poder.

Además, tiene un gran potencial para desarrollar el turismo, los negocios y el empleo.

En ese sentido, para Liberación Nacional (PLN), una derrota sería una especie de catástrofe después de liderar dicho municipio durante 30 años. Esto es especialmente importante, ya que el partido verdiblanco ha sufrido tres derrotas consecutivas en las elecciones presidenciales, y un nuevo fracaso implicaría profundizar la crisis que ha reconocido su presidente, Ricardo Sancho, a tal punto que ha manifestado que “o cambiamos o desaparecemos”.

“El mayor desafío es el desconocimiento sobre el verdadero trabajo de una municipalidad. Además de las tareas tradicionales, las municipalidades tienen un papel importante en la atracción de inversión, generación de empleo y facilitación de nuevos negocios”, dijo Sancho, quien resaltó en una entrevista con LA REPÚBLICA la importancia estratégica de la Municipalidad de San José.

En el caso de los verdiblancos, no contarán con Johnny Araya, el actual alcalde josefino, quien tiene prohibido postularse para el cargo debido a un cambio en la ley electoral que restringe la reelección indefinida.

En su lugar, el PLN nominó a Mario Vargas, una figura con más de 30 años en la Municipalidad, pero que ha tenido un perfil bajo en términos mediáticos.

Por otra parte, para el Frente Amplio, ganar la alcaldía de San José representa la oportunidad de demostrar con acciones sus ideas y, de paso, ahuyentar los temores sobre un liderazgo de izquierda, según Patricia Mora, presidenta del Frente Amplio y candidata a la alcaldía de San José.

"La alcaldía de San José tiene una proyección nacional a nivel cantonal, sin duda. Por eso, nuestro programa de gobierno cuenta con el respaldo de expertos en movilidad, medio ambiente, violencia de género y otros temas importantes. Hemos trabajado para incorporar en nuestro programa las principales líneas del pensamiento ideológico del Frente Amplio. Ganar en San José sería un golpe de autoridad que nos permitiría demostrar una forma diferente de hacer política, con las puertas y ventanas abiertas, y bajo la bandera del progresismo y la visión social. Además, nos daría la oportunidad de desmentir falsedades", dijo Mora.

Mención aparte merece lo que pasará con el Partido Aquí Manda Costa Rica.

Se trata de una agrupación que fue conformada recientemente por los seguidores del mandatario Rodrigo Chaves y cuyo objetivo central es mantener vigentes las ideas del mandatario después del 2026.

La fuerza política afín al presidente sería un elemento a considerar si los ticos cumplen con su promesa de voto, ya que el “Partido del Presidente” es el que recibiría más votos en la escena municipal, de acuerdo con el estudio de la encuestadora Índice, realizado entre finales de julio y mediados de agosto.

Sin embargo, hasta el momento no se conoce quién será el candidato a alcalde de esta nueva fuerza política en San José. En este caso, el reto de este partido es ligar su nombre con el presidente para convencer al electorado.

La elección en San José ya tiene confirmados a ocho aspirantes, incluyendo a Diego Miranda de Juntos, Diego Meléndez del Partido Liberal Progresista, Denise Echeverría de la Unidad, Jorge Borbón de Progreso Social, Juan Diego Gómez de Más San José y José Zamora de Alianza por San José.

A la fecha no se conoce al candidato del PAC ni de Nueva República.

En el caso de los rojiamarillos, las elecciones municipales representan la primera oportunidad de revivir después de ser desterrados de la política.

Fuente: La República 

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68