OMS identifica nueva variante Eris de Covid-19: altamente contagiosa


 

Mosaico

Redacción Sufragio

La nueva variante del virus SARS-CoV-2, conocida como Eris o EG.5, ha tomado el centro de atención mundial después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la identificara como la más prevalente en varios países, incluidos Estados Unidos, China, Japón, Canadá y el Reino Unido. Aunque se deriva de la subvariante ómicron XBB.1.9.2, esta cepa ha demostrado ser altamente contagiosa y capaz de evadir la inmunidad conferida por las vacunas existentes.

La OMS ha declarado que, si bien Eris ha aumentado su prevalencia y parece tener ventajas en términos de propagación y evasión inmunológica, hasta el momento no se han registrado cambios significativos en la gravedad de la enfermedad que provoca. Los síntomas asociados con Eris son en gran medida consistentes con lo que ya conocemos en otras variantes de Covid-19. Estos síntomas varían en intensidad, desde leves hasta graves, y pueden incluir fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular, dificultad para respirar, pérdida del sentido del gusto u olfato, tos, estornudos y mucosidad. Estos signos pueden ser confundidos con los de una gripe común, lo que complica aún más la detección temprana del virus.

Es crucial destacar que los expertos enfatizan que las vacunas y sus dosis de refuerzo son herramientas esenciales en la lucha contra Eris. A pesar de su capacidad para evadir parcialmente la inmunidad, las vacunas siguen proporcionando una protección significativa contra casos graves y hospitalizaciones. Los gobiernos de todo el mundo son instados a mantener y fortalecer sus programas de vacunación, así como a seguir las pautas de salud pública, como el uso de mascarillas en lugares concurridos y la ventilación adecuada de espacios cerrados.

Tedros Adhanom, Director General de la OMS, hizo un llamado a la cautela, subrayando que los países no deben bajar la guardia en medio de esta nueva variante. La pandemia nos ha enseñado valiosas lecciones sobre la importancia de mantener sistemas de respuesta efectivos y prácticas de salud preventivas. A medida que el mundo enfrenta el desafío de Eris, es fundamental que las naciones permanezcan unidas en la lucha contra esta enfermedad y continúen implementando estrategias sólidas para proteger la salud pública global.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72