Fiscalía propone cerrar investigaciones por presuntas irregularidades de Layda Sansores



 México

Redacción Sufragio

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) está en medio de un fuerte debate tras proponer poner fin a las investigaciones relacionadas con las denuncias presentadas por la alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón. Estas denuncias apuntaban a presuntas irregularidades que involucraban un monto de casi 120 millones de pesos en la administración de su antecesora y actual gobernadora de Campeche, Layda Sansores. A pesar del cúmulo de información proporcionado por la alcaldía, la Fiscalía de Servidores Públicos ha sugerido dar "carpetazo" al caso sin llevar a cabo investigaciones exhaustivas ni agotar todas las diligencias necesarias.

La propuesta de no ejercer acción penal implica que la fiscalía no considera que haya delito que perseguir, mientras que la opción de archivo temporal señala que no se han obtenido suficientes datos para iniciar investigaciones, a pesar de la cantidad de información aportada por la alcaldía. Esta última opción resulta sorprendente dada la gravedad de las acusaciones y la importancia de esclarecer el destino de los fondos públicos, destinados a programas sociales para la población más vulnerable y afectada por la pandemia.

La alcaldía, dirigida por Lía Limón, ha expresado su descontento con la falta de acción por parte de la fiscalía. Según su versión, la Policía de Investigación no realizó ningún acto de investigación ni peritajes, y no se presentaron para acceder a la información que podría haber sido crucial para la investigación. Limón subrayó que esta falta de acción por parte de la fiscalía impide un acceso adecuado a la información necesaria para realizar una investigación completa.

Las denuncias presentadas abarcan varias áreas, incluyendo irregularidades en programas sociales como Mercomuna, destinado a apoyar a familias vulnerables y comercios locales afectados por la pandemia. La administración actual argumenta que no hay evidencia de que los fondos asignados hayan llegado a sus destinatarios. También se han reportado irregularidades en otros programas sociales y contratos de adquisiciones y servicios, lo que sugiere un posible daño patrimonial significativo.

A pesar de las graves acusaciones y la cantidad de información proporcionada por la alcaldía, la respuesta de la fiscalía ha sido cuestionada. La alcaldesa Limón ha destacado que no se llevaron a cabo peritajes ni investigaciones exhaustivas en el caso. Además, las denuncias presentadas ante la Contraloría General de la Ciudad de México no han tenido respuesta. El desenlace de este asunto continúa en espera, mientras la alcaldía busca que se tomen medidas adecuadas para investigar y aclarar las presuntas irregularidades que involucran un monto sustancial de recursos públicos destinados a programas sociales esenciales.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72