Caracas celebra desbloqueo de fondos en Portugal

 


Venezuela

Redacción Sufragio

El régimen venezolano celebró con júbilo el pasado jueves una decisión de trascendental importancia para la economía del país caribeño. Tras cuatro largos años de bloqueo financiero impuesto por sanciones internacionales, especialmente por parte de Estados Unidos, se dictaminó en un tribunal en Portugal la liberación de 1.500 millones de dólares pertenecientes a Venezuela. Estos fondos, que habían sido retenidos en cuentas del Novo Banco en Lisboa, estaban vinculados a diversas instituciones y empresas estatales, incluyendo el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) y la gigante petrolera PDVSA.

En un acto oficial, Nicolás Maduro, líder del régimen, expresó su satisfacción por la sentencia, señalando que esta decisión refleja el compromiso del sistema judicial portugués con la justicia y la ley internacional. Maduro reafirmó el inquebrantable deseo de Venezuela por recuperar todos los recursos y activos que le pertenecen, subrayando su determinación en este asunto.

Por su parte, la oposición venezolana no dejó pasar la oportunidad para alzar su voz en medio de esta coyuntura. Con la mirada puesta en el bienestar social, la oposición instó a que los fondos liberados se destinen a un fondo previamente acordado con el gobierno para la implementación de programas sociales. Este fondo, cuyo valor asciende a 3.000 millones de dólares, fue resultado de negociaciones llevadas a cabo en 2022 entre representantes de la administración de Maduro y la oposición. Con la intención de garantizar la transparencia en la gestión de estos recursos, la oposición propuso que la Organización de Naciones Unidas (ONU) administre dicho fondo.

No obstante, la situación se torna más compleja en cuanto a la determinación de cómo y cuándo se llevará a cabo la transferencia de estos fondos liberados. El Novo Banco, en respuesta a la noticia, destacó que había solicitado claridad en relación con la representación legal de Venezuela, en vista de la controversia existente entre Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó. Este último, reconocido como presidente interino por más de 50 países hasta principios de 2023, ha sido figura central en la lucha contra el régimen de Maduro.

La incertidumbre también ha rondado el destino de los fondos, con la oposición insistiendo en que bajo ninguna circunstancia deben caer en manos del régimen de Maduro. Esto hace eco a acusaciones anteriores de corrupción y malversación de fondos que han empañado la administración del presidente socialista.

La liberación de estos recursos financieros representa un acontecimiento relevante en el complicado panorama económico y político de Venezuela. Mientras el país busca recuperarse de años de crisis económica, hiperinflación y sanciones internacionales, la decisión sobre el destino de estos fondos podría influir significativamente en el futuro y el bienestar de la nación sudamericana.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68