La SIP pide protección a periodistas de Bolivia y Uruguay ante amenazas




Bolivia y Uruguay

Redacción Sufragio

 La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) alzó su voz con firmeza y determinación el jueves 10 de agosto de 2023, condenando enérgicamente las amenazas que han surgido como un oscuro nubarrón sobre los periodistas y medios de comunicación en Bolivia y Uruguay. Estas amenazas, siniestras y despreciables, han sido dirigidas como represalia hacia aquellos valientes profesionales de la información que han osado arrojar luz sobre el caso de Sebastián Marset, un nombre que resuena en los pasillos oscuros del narcotráfico.

Sebastián Marset, un personaje tenebroso y presunto narcotraficante uruguayo, ha capturado la atención de las naciones vecinas, donde los medios no han vacilado en levantar el velo de su historia. La Red ATB y el medio digital Contacto Bolivia, dos pilares de la prensa boliviana, así como los periodistas destacados de los noticieros Telenoche del Canal 4 y Subrayado del canal 10 en Uruguay, han sido objeto de las mismas amenazas insidiosas, que se han propagado como sombras a lo largo de las primeras semanas de agosto.

Estas amenazas, enviadas a través de WhatsApp en distintos momentos del mes, han sido denunciadas valientemente por la SIP, que ha alzado su voz para defender la integridad y seguridad de aquellos que ejercen el noble arte del periodismo. Michael Greenspon, director global de Licencias e Innovación de Impresión de The New York Times y presidente de la SIP, no dudó en repudiar estas acciones abominables, describiéndolas como un ataque flagrante a la libertad de prensa, una agresión que no solo compromete la seguridad de los medios y periodistas, sino también el derecho de la sociedad a recibir información veraz y oportuna.

Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, instó con urgencia a las autoridades pertinentes a enfrentar este sombrío panorama con rapidez y determinación. La libertad del periodismo, el derecho de los ciudadanos a estar informados y la esencia misma de una sociedad democrática están siendo desafiados por actos intimidatorios que no deben quedar impunes. El llamado de Jornet es un eco resonante que exige la acción inmediata y contundente contra quienes buscan sofocar la verdad y sembrar el miedo.

La SIP, a través de sus destacados líderes y defensores incansables de la libertad de prensa, se erige como un faro de esperanza en este oscuro momento. La sociedad, los medios y los periodistas merecen vivir y trabajar en un entorno donde la verdad no se vea eclipsada por amenazas y la valentía de aquellos que buscan arrojar luz sobre la oscuridad sea respetada y protegida en todo momento.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68