Avances en la eliminación del servicio roaming en Sudamérica



Internacional 

Los países de Sudamérica continúan trabajando para eliminar los cobros extras de itinerancia de datos o roaming entre sus fronteras. Chile ha sido uno de los protagonistas en este proceso, sellando acuerdos con Brasil y Argentina en años anteriores.

Recientemente, Chile ha logrado poner fin a los cobros de roaming con Brasil, al igual que ya lo había hecho con Argentina en 2020. Gracias a esta medida, los ciudadanos que viajen entre estos países podrán realizar llamadas, enviar mensajes y utilizar internet en sus teléfonos móviles sin preocuparse por costosos cargos adicionales.

El acuerdo con Brasil se aplicó desde el pasado 25 de julio, lo que ha permitido que los turistas que realizan visitas temporales ya no tengan que comprar tarjetas SIM o contratar bolsas de roaming internacional para mantenerse conectados con sus seres queridos en el exterior, lo que representa un significativo ahorro de dinero.

Este importante avance ha sido posible gracias a diálogos diplomáticos y esfuerzos para fortalecer los lazos comerciales entre las naciones. Otros países de la región, como Bolivia, Colombia, Perú y Ecuador, también se sumaron a esta iniciativa en años anteriores, alcanzando acuerdos similares para poner fin a los cobros extras de roaming.

La diplomacia chilena ha trabajado arduamente en conversaciones con sus principales aliados económicos en Sudamérica para impulsar esta medida. Sin embargo, se han presentado desafíos en el cumplimiento total de la medida, con algunas compañías telefónicas manteniendo sobreprecios debido a interpretaciones ambiguas de la normativa.

El concepto de "roaming" se refiere a la posibilidad de conectarse a redes inalámbricas de telefonía o internet fuera del rango de cobertura de la empresa telefónica contratada, lo cual se asocia principalmente con viajes internacionales. Para activar esta opción, los usuarios suelen adquirir bolsas o planes limitados, que suelen llevar consigo cargos adicionales a las tarifas locales habituales.

Esperamos que en un futuro cercano, otros países como Perú y Colombia también se sumen a esta iniciativa para seguir avanzando en la eliminación de los cobros extras de roaming en la región. A pesar de los desafíos, este progreso representa un importante paso hacia una mayor conectividad y facilidad de comunicación para los ciudadanos de Sudamérica.

Fuente: El país 

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68