Claudia Sheinbaum se despide de su cargo ante miles de simpatizantes, en el Monumento a la Revolución



Nacional

Claudia Sheinbaum dejó la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México en su aspiración de ser la primera mujer en la Presidencia de la República, pero ante los 80 mil simpatizantes que la arroparon ayer en el Monumento a la Revolución aclaró que no se trata de una despedida.

No es un adiós, sino el inicio de una decisiva etapa en el futuro de nuestra patria”, exclamó.

Acompañada del que fue gabinete por casi cinco años, la aspirante a la candidatura presidencial de Morena aseguró que es “tiempo de mujeres”.

Nunca más un México sin nosotras, donde estemos atrás; nunca más el calladita te ves más bonita. Es tiempo de ser protagonistas de la historia. Quiero compartir con ustedes una reflexión: México ya no se escribe con m de machismo (...) sino con m de madre y de mujer.

Durante su pronunciamiento, de más de una hora, enfatizó que buscará dar una “verdadera” continuidad al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Dejo la gran tarea de gobernar a este digno pueblo de la ciudad para salir a encontrarme con el pueblo de México, para dar continuidad a la cuarta transformación, para hacer realidad que una mujer encabece los destinos de la nación.

Es tiempo de continuar con la transformación, de profundizar en el bienestar del pueblo de México (…) Gracias por permitirme gobernar esta maravillosa ciudad (...) y como dice el Presidente: amor con amor se paga.

También de citar al mandatario con otras frases como la “revolución de las conciencias” y el “humanismo mexicano”

Sheinbaum hizo referencia a su profesión como un lema de campaña que llevó en la Jefatura de Gobierno y que, se prevé, también lo hará esta vez.

Soy científica, pero hago política desde hace mucho tiempo para transformar a nuestro país, nuestra nación, nuestra patria; para que disminuya la desigualdad, para erradicar la pobreza, para construir un país en paz.

Acompañada de alcaldes, diputados y senadores de su movimiento, así como de los presidentes de los poderes Legislativo y Judicial de la capital, quiso dejar como carta de presentación para lo que vendrá después lo que hizo como jefa de Gobierno.

“Hace casi cinco años me convertí en la primera mujer electa para gobernar esta hermosa y entrañable ciudad, la capital de la República (…) Pasamos de la corrupción a la honestidad, de los privilegios a los derechos, de la frivolidad al mandar obedeciendo, de la entrega de la ciudad a los intereses de unos cuantos al rescate de ella para el interés de las mayorías.

Nunca se nos debe olvidar, con más razón por lo que viene ahora, que el triunfo en las urnas que obtuvimos ese histórico 1 de julio de 2018 no fue un simple cambio de administración (…) En este periodo nunca nos mareamos porque tenemos los ojos en la esperanza y la utopía, pero los pies bien puestos en tierra firme.

Sheinbaum también destacó cifras en seguridad, inversión, transporte, así como los conciertos en el Zócalo capitalino.

Hemos hecho algo que va a quedar marcado como sello de nuestro gobierno: 70 eventos de gran formato en espacios públicos (...) pero Grupo Firme y Los Fabulosos Cadillacs se llevaron la tarde.

Antes de concluir, preguntó a sus simpatizantes, quienes aguantaron por horas más de 30 grados centígrados que se sentían en la capital, si la acompañarán en su nueva etapa política.  

“Nuestra patria libre y soberana, por voluntad de su pueblo, está escribiendo el capítulo de la igualdad, de la justicia, de la revolución de las conciencias.

“Pido que digan conmigo: ‘¡Ni un paso atrás en la transformación! Vamos al encuentro con el pueblo de México. ¿Me van a acompañar en esta hazaña?” Entonces llegaron los aplausos y gritos de “¡presidenta!” de miles que llegaron en camiones, luego estacionados desde avenida Morelos hasta Garibaldi, y todos con calcomanías de #EsClaudia.

Agradeció la ovación, que le sirvió como despedida, pero también de motivación para lo que se viene: un recorrido de 70 días por el país para ganar los adeptos que la lleven a la boleta en 2024. Para ese proceso se registrará hoy ante la dirigencia nacional de Morena.

El “encuentro ciudadano” sirvió para mostrar músculo, aunque la jornada de Sheinbaum empezó por la mañana en su acto público como jefa de Gobierno al lado del presidente López Obrador.

Enseguida, a puerta cerrada, encabezó un encuentro con miembros de la iniciativa privada para hablar sobre la “situación actual y futura” de México en materia de inversión y economía.

Para el mediodía, Sheinbaum quiso hacer mayor su legado como gobernante y suscribió el Plan de Salud IMSS-Bienestar en apoyo a las personas sin seguridad social, no solo de la capital, sino de otros estados.


Fuente: Milenio

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68