Tensión en el Mercosur: Milei evita a Lula y se reúne con Bolsonaro en Brasil

 

Brasil

El presidente argentino Javier Milei viajará este fin de semana a Brasil para participar en un evento con el ex presidente Jair Bolsonaro. El encuentro se llevará a cabo en el Expocentro de Camboriú, Santa Catarina, durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), que tendrá lugar el sábado 6 y el domingo 7 de julio de 2024.

Esta reunión ocurrirá un día antes de la Cumbre de Presidentes del Mercosur en Paraguay, evento al que Milei ha decidido no asistir para evitar un cruce con el actual presidente brasileño, Lula da Silva. La semana pasada, ambos líderes intercambiaron duras críticas públicas.

El portavoz presidencial Manuel Adorni confirmó en una conferencia de prensa que "por cuestiones de agenda" Milei no asistirá a la cumbre del Mercosur, argumentando que se busca evitar una sobrecarga en la agenda del presidente argentino. Adorni destacó que el lunes próximo comenzará la vigilia previa al Pacto de Mayo en Tucumán, lo que también influyó en la decisión.

A pesar de evitar dar una confirmación explícita sobre el encuentro con Bolsonaro, Adorni sí ratificó que Milei asistirá a la CPAC, una de las reuniones conservadoras más influyentes del mundo. Según la página oficial del evento, CPAC reúne a cientos de organizaciones conservadoras, miles de activistas y líderes destacados a nivel mundial desde su lanzamiento en 1974.

Eduardo Bolsonaro, hijo del ex presidente brasileño, también confirmó la participación de Milei en la CPAC a través de sus redes sociales y anticipó que es muy probable que Milei se reúna con Jair Bolsonaro.

La agenda de la CPAC incluye la participación de gobernadores, diputados y líderes conservadores de Brasil, así como figuras de derecha de América Latina como el mexicano Eduardo Verástegui y el chileno José Antonio Kast.

La decisión de Milei de viajar a Brasil en lugar de asistir a la Cumbre del Mercosur agrava aún más la tensión entre los principales líderes de la región. Ayer, Infobae adelantó que Milei había decidido suspender su participación en la cumbre del próximo lunes 8 de julio para evitar encontrarse con Lula da Silva, con quien tuvo un cruce de declaraciones que tensó considerablemente la relación bilateral.

Milei defendió sus comentarios sobre Lula en declaraciones recientes: “Lo que dije es cierto. ¿Que le llamé corrupto? ¿Y acaso no fue preso por corrupción? ¿Que le llamé comunista? ¿Y acaso no lo es? ¿Desde cuándo hay que pedir perdón por decir la verdad? ¿O estamos tan enfermos de corrección política que no se puede criticar a la izquierda, aun cuando sea verdad?”.

Por su parte, Lula da Silva mencionó en una entrevista que evitó deliberadamente a Milei en el G7: “No conversé con el presidente de Argentina porque creo que él debe pedirle disculpas a Brasil y a mí. Dijo muchas tonterías. Sólo quiero que él pida disculpas. Yo quiero a Argentina, es un país que me gusta mucho y es muy importante para Brasil, al igual que Brasil para Argentina. No es un presidente quien va a crear cizaña entre ambos países”.

Esta nueva dinámica entre los presidentes de Argentina y Brasil promete continuar siendo un punto de atención en la política regional.

Fuente: Infobae

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72