Lula fortalece vínculos con Bolivia y respalda a Luis Arce en visita estratégica

 

Bolivia

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llegó a Bolivia el lunes en una visita destinada a fortalecer los lazos comerciales y reafirmar su respaldo político al presidente Luis Arce, luego del reciente intento de golpe que ha sacudido al gobierno boliviano.

Lula expresó su apoyo inequívoco a la democracia boliviana frente al intento de golpe, destacando la solidaridad internacional que fue crucial para preservarla. El mandatario brasileño, quien previamente había participado en la cumbre del Mercosur en Paraguay, llegó a Santa Cruz, el centro económico de Bolivia, donde fue recibido por el alcalde local, Jhonny Fernández.

Durante su visita, se espera que Lula y Arce discutan acuerdos estratégicos en sectores clave como la agroindustria, la transición energética y la industrialización del litio boliviano. Más de cien empresarios brasileños acompañan a Lula, anticipando una reunión empresarial bilateral y la firma de acuerdos importantes para ambas naciones.

Brasil, históricamente el principal socio comercial de Bolivia, busca revitalizar esta relación estratégica en un contexto donde India ha ganado terreno en las exportaciones minerales bolivianas. Lula subrayó la importancia de esta visita para fortalecer el intercambio comercial y económico entre ambos países, especialmente en el sector del gas natural, crucial para la economía boliviana.

Lula ha desempeñado un papel significativo en la política boliviana, mediando en crisis previas y facilitando la adhesión de Bolivia al Mercosur durante su presidencia. Su respaldo a Arce tras el intento de golpe del mes pasado subraya su compromiso continuo con la estabilidad democrática en la región.

El viaje de Lula a Bolivia no solo refuerza los lazos históricos entre ambos países, sino que también marca un apoyo claro a la administración de Arce en un momento crucial para el futuro político y económico de Bolivia.

Fuente: AP

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72