Lula da Silva insta a la normalización política en Venezuela durante visita a Bolivia

 

Internacional

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, durante su visita oficial a Bolivia, enfatizó la importancia de una "normalización de la vida política" en Venezuela para asegurar la estabilidad en Sudamérica. Lula destacó que es crucial que los resultados de las próximas elecciones en Venezuela, programadas para el 28 de julio, sean reconocidos por todos los actores políticos.

Durante su intervención tras firmar acuerdos bilaterales con el presidente boliviano Luis Arce, Lula expresó su deseo de que las elecciones se desarrollen sin contratiempos y que sus resultados sean aceptados ampliamente. La campaña electoral en Venezuela comenzó el 4 de julio y concluirá el 25 de este mes, antes de la jornada electoral donde competirán el actual presidente Nicolás Maduro y su principal opositor, Edmundo González Urrutia de la coalición Plataforma Unitaria Democrática (PUD).

Además, Lula da Silva elogió la integración de Bolivia como miembro pleno del Mercosur y expresó su expectativa de que Venezuela pronto pueda reintegrarse al bloque económico. Durante su visita, se firmaron acuerdos bilaterales sobre narcotráfico, salud, tecnología y migración entre ambos países. La agenda del presidente brasileño incluyó un foro empresarial en Santa Cruz, destacado motor económico de Bolivia, donde se reunión con empresarios locales y Arce.

Lula también se refirió a la posible expansión de los BRICS, manifestando que considera muy positiva la inclusión de Bolivia y otros países de la región en este bloque. La discusión sobre la ampliación se llevará a cabo en la cumbre de Kazán en octubre. Además, destacó la convergencia de visiones entre Bolivia y Brasil, subrayando su cooperación en múltiples temas globales, como la lucha contra el hambre y la pobreza, prioridades que también serán discutidas en la cumbre del G20 en Río de Janeiro en noviembre, la cual Brasil acogerá.

Fuente: Infobae

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72