Ricardo Badín Sucar asume control de recursos del PRD en proceso de disolución

 
México

La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) ha nombrado a Ricardo Badín Sucar como el responsable de administrar los recursos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) durante su proceso de extinción, tras no alcanzar el umbral necesario en las últimas elecciones.

En una Sesión Extraordinaria, el INE seleccionó a Badín Sucar mediante un sorteo, para que asuma la función de interventor encargado de la supervisión y manejo de los recursos y bienes del PRD. Este partido no logró obtener el tres por ciento de los votos en las elecciones del 2 de junio, lo que ha desencadenado el inicio de su disolución.

El proceso de elección del interventor se realizó mediante insaculación, donde Badín Sucar fue escogido aleatoriamente de una lista de 49 candidatos pertenecientes al Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (IFECOM). La ceremonia fue presidida por Jorge Montaño Ventura, presidente de la Comisión de Fiscalización del INE, quien aseguró que el sorteo se llevó a cabo con total transparencia, en presencia de representantes del PRD y del INE.

Ricardo Badín Sucar será notificado de su designación a través de una llamada telefónica realizada por el secretario técnico de la Comisión de Fiscalización. De aceptar el cargo, deberá formalizar su aceptación por escrito dentro de las siguientes 24 horas. En caso de rechazo o falta de comunicación, se procederá a seleccionar a otro candidato.

El PRD ha iniciado su proceso de liquidación después de no alcanzar el mínimo de votos requerido para mantener su registro a nivel federal. Este partido, que alguna vez fue un pilar de la izquierda mexicana y que llevó a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a sus mayores éxitos electorales, ahora enfrenta su fin.

Desde el 15 de junio, los empleados del PRD han sido informados sobre la terminación de sus contratos laborales. En las oficinas del partido, que alguna vez fue la segunda fuerza política más importante del país, ahora predominan las caras largas. Los trabajadores han comenzado a recoger sus pertenencias personales, como tazas, macetas y documentos, mientras algunos señalan a Jesús Zambrano Grijalva como responsable de esta situación.

El PRD, que heredó el registro del Partido Comunista Mexicano, se despide así de la escena política nacional, marcando el fin de una era para la izquierda mexicana.

Fuente: SinEmbargo

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72