Lacalle Pou evalúa pero descarta estrategia de seguridad de Bukele para Uruguay

 

Uruguay

"En contextos donde la inseguridad y la violencia son predominantes, resulta difícil implementar soluciones moderadas", afirmó el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, asistió el martes a un homenaje en honor al expresidente chileno Sebastián Piñera y luego se reunió con el actual presidente de Chile, Gabriel Boric. Durante el evento, Lacalle Pou reflexionó sobre las diferencias ideológicas entre él y Boric, señalando: "Es probable que nuestras ideologías difieran, con sensibilidades, enfoques y percepciones distintas de la realidad. Mi principio es la cercanía como norma y la distancia como excepción".

Lacalle subrayó que, aunque esto parezca lógico, en un mundo polarizado y extremista, algunos líderes, en un intento por consolidar su base electoral, levantan barreras en las relaciones internacionales. Además, destacó que los países no tienen amigos ni enemigos permanentes, sino intereses permanentes.

En una conferencia de prensa, Lacalle Pou fue consultado sobre la política de seguridad implementada por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele. "He visitado El Salvador muchas veces para practicar surf. En una ocasión, llegué un jueves y para el domingo ya habían ocurrido 45 homicidios. Cuando la inseguridad y la violencia extrema dominan, es muy difícil aplicar medidas moderadas. Entiendo la política de choque en seguridad pública que Bukele está implementando en El Salvador. Sin embargo, no estoy familiarizado con la situación de los derechos humanos ni con las condiciones carcelarias, aunque sé que existen críticas que no reciben tanta atención mediática como la seguridad pública. Si me preguntan si este es un modelo para Uruguay, mi respuesta es no. No creo que sea aplicable a nuestro país", afirmó.

Lacalle Pou también abordó la reforma de la seguridad social, destacando su inevitabilidad en Uruguay desde hace 15 años, aunque anteriormente se evitaba. Durante su campaña, se había opuesto a aumentar la edad de jubilación. Sin embargo, tras la aprobación de la Ley de Urgente Consideración al inicio de su mandato, un equipo le informó que era inevitable realizar dicho ajuste.

"La edad de jubilación se está incrementando gradualmente como parte de una reforma con un fuerte enfoque social, abordando temas como género, jubilaciones mínimas y discapacidad. No se trata solo de cambios drásticos, sino también de mejoras significativas", explicó.

Lacalle también mencionó que ahora es posible jubilarse sin necesidad de seguir trabajando. Más de 1.500 personas ya se han beneficiado de esta medida desde su implementación. En cuanto al costo político, expresó que lo asume quien tuvo la oportunidad de impulsar estos cambios pero no tuvo el coraje necesario para llevarlos a cabo.

Fuente: Debate

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72