Jorge Silva, viceministro de Defensa del Consumidor de Bolivia, critica falta de control de precios en municipios: solo Sucre y Cobija cumplen

 

Bolivia

Ante el creciente aumento de precios de productos básicos, Jorge Silva, viceministro de Defensa del Consumidor, señaló que solo las alcaldías de Sucre y Cobija están efectuando controles de precios en mercados populares, en contraste con otras regiones del país.

En medio de preocupaciones por el alza en artículos como cebolla, tomate y arroz, vendedoras en mercados de La Paz han notado incrementos sostenidos, atribuyéndolos a la baja producción y el contrabando.

El Gobierno ha instado a todas las intendencias municipales a realizar estas regulaciones para mitigar aumentos injustificados. En una entrevista con Piedra, Papel y Tinta de La Razón, Silva destacó los esfuerzos en Cobija, donde se publicaron listas de precios para carne, huevo y verduras.

En contraste, criticó la falta de acción en la mayoría de municipios, subrayando que solo Sucre ha establecido un comité de control de precios con participación de juntas vecinales y autoridades locales. Mencionó que La Paz cuenta con listados quincenales para aproximadamente 50 productos básicos, pero expresó su descontento por la falta de iniciativa similar en otras ciudades.

El viceministro instó a todos los municipios a fijar techos de precios para evitar abusos, y anunció reuniones con autoridades locales como la alcaldesa de El Alto para coordinar estrategias. Sobre La Paz, mencionó que esperaba una respuesta positiva del alcalde para dialogar sobre medidas urgentes frente a los precios.

Silva también abordó fluctuaciones estacionales en precios de frutas y verduras, reconociendo el impacto del contrabando y condiciones climáticas adversas. Aunque destacó una disminución reciente en los precios del tomate, admitió que otros productos como arroz seguían siendo afectados por prácticas especulativas.

Finalmente, mencionó que Emapa incrementará la oferta de arroz para contrarrestar la especulación y satisfacer la demanda interna, destacando la necesidad de acciones coordinadas para estabilizar los precios en el mercado local.

Fuente: La Razón

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72