Javier Milei prohíbe el uso de lenguaje Inclusivo en la administración argentina

 

Argentina

El líder de extrema derecha en Argentina, Javier Milei, ha impuesto una prohibición contra el uso del lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en toda la administración nacional del país. Esta medida se aplicó inicialmente en las fuerzas armadas y ahora se extiende a todo el ámbito gubernamental, según anunció el portavoz presidencial, Manuel Adorni.

Adorni declaró en una conferencia de prensa que el gobierno de Milei tomará medidas para eliminar por completo el lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en todas las instancias de la administración pública. Esta resolución se implementó primero en el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas, y ahora se extenderá a todos los organismos descentralizados de dicha cartera.

La decisión de prohibir este tipo de lenguaje se basa en la creencia de que el español es la lengua que abarca a todos los sectores, sin necesidad de estructuras adicionales. Adorni justificó esta medida argumentando que las perspectivas de género han sido utilizadas como un negocio político, y que el gobierno de Milei no participará en ese debate.

Aunque el uso del lenguaje inclusivo era opcional, muchas dependencias del Estado lo habían adoptado como norma habitual. Sin embargo, con estas nuevas directivas, se prohíbe el uso de letras como la 'e', el arroba, la 'x' (para referirse a géneros no binarios) y se deben evitar las inclusiones innecesarias del femenino en todos los documentos oficiales.

En el ámbito de las Fuerzas Armadas, términos como "sargenta" para referirse a las mujeres o "soldadxs" para identidades no binarias, serán eliminados del uso oficial según la resolución firmada por el ministro de Defensa, Luis Petri.

Javier Milei, autodenominado como un "libertario anarcocapitalista", ha expresado públicamente su oposición al lenguaje inclusivo y lo que él considera como "ideología de género". Para él, esto forma parte del "adoctrinamiento" del "marxismo cultural", que él percibe como un movimiento para alterar el orden social en Occidente.

Fuente: Animal Político

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72