Carter desafía a Chile Vamos: respalda a candidata republicana para gobernación metropolitana

 

Chile

La intensa carrera hacia las primarias presidenciales de Chile Vamos se ve envuelta en más controversia con la entrada del alcalde de La Florida, Rodolfo Carter. Después de proclamar su candidatura con la afirmación de derrotar a Evelyn Matthei, Carter continúa sacudiendo las estructuras de la alianza opositora al anunciar su apoyo a la republicana Macarena Santelices para la gobernación metropolitana, dejando en segundo plano la carta de la UDI, Isabel Plá.

Este gesto de Carter añade tensiones a las críticas previas que había dirigido hacia su propio sector, y su respaldo a candidatos de otros partidos, como Santelices, ha provocado interrogantes desde la centroderecha.

No es la primera vez que Carter respalda a un candidato republicano en detrimento de su propia coalición. Ya había expresado su apoyo a Ruth Hurtado para la alcaldía en Recoleta, mientras desde la UDI proponían a Mauricio Smok y desde RN a Felipe Cruz.

Fuentes cercanas a Carter informaron que este martes se reunió con Macarena Santelices con el objetivo de coordinar esfuerzos de cara a las elecciones municipales de octubre próximo.

Durante el encuentro, el alcalde afirmó que "para vencer a los gobernadores y alcaldes de Gabriel Boric, necesitamos una gobernadora regional que anteponga los intereses de Chile. Macarena Santelices es, sin lugar a dudas, la mejor candidata que reúne todas las competencias necesarias para derrotar a Claudio Orrego".

Además, subrayó que "este 27 de octubre necesitamos corregir el rumbo y no lo lograremos si no estamos unidos".

Por su parte, Santelices agradeció el respaldo de Carter, destacando su capacidad para priorizar el bienestar de las personas por encima de la política partidista. Se comprometió a poner la seguridad como principal prioridad en la Región Metropolitana y dedicar todos los esfuerzos para convertirla en un lugar seguro para vivir y trabajar.

Fuente: La Tercera

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72