Biden se defiende de informe que lo acusa de "anciano con mala memoria"



Estados Unidos 

El presidente Joe Biden, visiblemente enfadado, se defendió ayer de un informe demoledor que le exonera en una investigación sobre documentos confidenciales, pero le describe como “un anciano” con “mala memoria” al tiempo que la Suprema Corte de Justicia de EU daba un respiro a Donald Trump en su larga lucha en los tribunales.

“Soy bien intencionado, soy un hombre anciano y sé lo que estoy haciendo. Soy presidente y pondré a este país en pie de nuevo”, afirmó en un discurso a la nación.

“Mi memoria es buena”, afirmó, muy molesto. El fiscal especial Robert Hur estima que el mandatario tiene la memoria tan mermada que ni siquiera recuerda en qué fecha fue vicepresidente o cuándo murió Beau, fallecido de cáncer en 2015. 

Pero en el discurso volvió a cometer un desliz, el tercero en pocos días. Esta vez llamó presidente de México al mandatario egipcio Abdel Fatah al Sisi, en lugar deAndrés Manuel López Obrador.

Hur fue designado en enero de 2023 por el secretario de Justicia, Merrick Garland, después de que se encontraran documentos secretos en una casa de Biden en Delaware, y en una antigua oficina. Datan de cuando era vicepresidente (2009-2017).

Los comentarios sobre su edad y memoria frustraron una buena noticia: Hur descartó cargos penales contra él por retención de documentos clasificados.

Esto le quita un peso de encima frente a su predecesor, el republicano Donald Trump, con el que posiblemente disputará las presidenciales de noviembre.

Del lado del republicano, ayer fue una jornada positiva cuando la mayoría de los jueces de la Corte Suprema de EU mostró en un primer paso una inclinación por rechazar una sentencia de un tribunal de Colorado que impediría a Trump volver a presentarse a las elecciones.

Tanto los jueces conservadores como los liberales expresaron preocupación ante la posibilidad de que los estados puedan decidir individualmente qué candidatos deben figurar en las papeletas de las presidenciales.

Los nueve magistrados debían responder a una pregunta: ¿puede figurar el nombre de Trump en las papeletas de las primarias presidenciales republicanas en el estado de Colorado debido a su presunto papel en el ataque de sus partidarios al Capitolio 6 de enero de 2021?

La Corte Suprema de Colorado, citando la 14ª Enmienda de la Constitución, dictaminó en diciembre que Trump debe quedar excluido de las internas republicanas por este motivo. 

Más allá de este caso, Trump enfrenta 91 cargos por delitos graves que van desde mal manejo de documentos altamente clasificados y conspirar para anular los resultados de las elecciones de 2020 —que perdió ante Biden—, hasta pagarle a una estrella porno durante su campaña de 2016 para acallarla.

 Además enfrenta un caso de fraude civil en Nueva York que amenaza su control de gran parte de su imperio empresarial, y recientemente se le ordenó pagar 83.3 millones de dólares por difamación a la misma mujer por la que anteriormente se le declaró culpable de abuso sexual.

Fuente: Milenio

Artículo Anterior Artículo Siguiente