Exjefa de Gabinete de Gustavo Petro se presenta ante la Fiscalía en Colombia


 Colombia

Laura Sarabia, la exjefa de gabinete del presidente de Colombia, Gustavo Petro, se presentó este jueves en la Fiscalía para atender a un interrogatorio, pero antes de entrar a la cita leyó un comunicado en compañía de sus abogados, en el que reiteró que no había ordenado ni tuvo la iniciativa de ordenar la prueba del polígrafo a Marelbys Meza, quien trabajaba como niñera en su residencia. Meza luego denunció en una entrevista haber sido interrogada por miembros de la seguridad presidencial en medio de una confusa denuncia de robo de dinero en la casa de Sarabia.

“Vengo a responder todas y cada una de las preguntas de la Fiscalía, renunciando a mi derecho a guardar silencio y así despejar cualquier duda”, sostuvo Sarabia al llegar este jueves a la sede principal del organismo de investigación en Bogotá.

Esta diligencia de interrogatorio se produce siete meses después del escándalo por la supuesta intervención ilegal de comunicaciones contra Meza, exempleada de la ahora directora del Departamento de Prosperidad Social, una de las entidades del Gobierno encargada de la atención a la población más vulnerable del país.

Sarabia, en compañía de sus abogados, leyó un comunicado a la opinión pública antes de entrar a la diligencia de carácter reservado en la Fiscalía. “Tengo el convencimiento y la certeza de que la jefatura de protección presidencial actuó conforme a la ley y fueron respetuosos de la libertad y dignidad de las personas”, afirmó.

Sarabia no aceptó responder preguntas de los periodistas que la esperaban en la sede de la institución.

Sarabia es investigada por presunto abuso de poder. El pasado 12 de enero, la Fiscalía General de Colombia anunció que imputará a cuatro policías que estarían involucrados en las supuestas interceptaciones a Marelbys Meza y otra exempleada de la exjefa de gabinete del Gobierno.

Los agentes, en las diligencias judiciales, han manifestado públicamente que son inocentes de los cargos que enfrentan.

En junio de 2023 se reportó la muerte del coronel Óscar Dávila, quien hacía parte del equipo de seguridad de la Casa de Nariño y había sido citado también por la Fiscalía para que diera su versión en este controvertido caso. La investigación del Ministerio Público determinó que el militar se había suicidado.

Todo este caso comenzó cuando Meza denunció en una entrevista periodística haber sido presionada luego de que la funcionaria reportara la desaparición de dinero de su vivienda.

La exempleada de Sarabia, Marelbys Meza, aseguró en una entrevista con la revisa Semana publicada el 27 de mayo de 2023 haber sufrido irregularidades tras el supuesto hurto de US$ 7.000 de un maletín que se encontraba en el apartamento de la funcionaria. Dicho robo habría ocurrido el 29 de enero.

Según la versión de Meza, el 30 de enero fue llevada a un edificio al frente de la Casa de Nariño, sede del Gobierno, donde fue interrogada por los hechos y además sometida a una prueba de polígrafo, al parecer por personal perteneciente a la protección presidencial.

“Me preguntaron acerca de la maleta, si yo había tomado el dinero. Que si yo tenía cómplices, que si yo le había entregado eso a alguien más, que para dónde había cogido, que a qué horas salía”. La exempleada aseguró que “no sabía qué contenía esa maleta”.

En su momento, Sarabia dijo que que había denunciado el hurto oportunamente ante las autoridades y precisó que “fue por una suma en dólares no superior a los US$ 7.000, correspondientes a pagos de gastos de viajes oficiales realizados durante agosto de 2022 y enero de 2023 y que nos son entregados en esa moneda extranjera".

En mayo de 2023, la Jefatura para la Protección Presidencial rechazó en un comunicado las “versiones sobre supuesto abuso de poder, mal uso de recursos públicos y maltrato a personas indefensas”, afirmando que los procedimientos se realizaron en la sede de esa dependencia “visibles, debidamente identificadas y dispuestas en esa misma ubicación desde hace muchos años atrás”.

La Jefatura asegura que actuó de acuerdo con el esquema legal que rige la seguridad de los altos funcionarios del Estado colombiano y señaló que, de acuerdo con ello, “cuando se presentan incidentes que vulneren su seguridad y la de su entorno, de inmediato se activan todas las acciones previstas”.

La investigación avanza y ahora la Fiscalía deberá determinar si las explicaciones de Sarabia son suficientes para archivar la investigación en su contra o si, por el contrario, avanza una causa penal en su contra.

Fuente: CNN en Español

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68