Presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, dice que "hay golpe de Estado a cámara lenta"



Guatemala 

El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo de Léon, afirmó el martes (03.10.2023) en Washington que su país vive una transición "incierta" que "parece un golpe de Estado a cámara lenta".

Cuando ganó las elecciones presidenciales el 20 de agosto, el dirigente socialdemócrata "sabía que no sería fácil y esperaba resistencia de algunos actores poderosos", pero ignoraba de qué tipo, explicó en el Wilson Center, un foro no partidista.

Desde la primera vuelta electoral de junio Arévalo y su partido Semilla han sido blanco de acciones legales de la fiscalía, que pide suspender el movimiento por supuestas anomalías en su inscripción en 2017.

En su última embestida la fiscalía allanó la sede del tribunal electoral y decomisó cajas que contenían actas de los resultados de las elecciones.

"Lo que veo ahora parece un golpe de Estado a cámara lenta", afirmó Arévalo en inglés.

Orden constitucional alterado

"Eso es indignante y es inaceptable. Representa una grave alteración del orden constitucional" y debe ser examinado por la Organización de los Estados Americanos (OEA), que ya ha llevado a cabo misiones de buenos oficios en el país centroamericano.

Según Arévalo, las iniciativas judiciales ponen en duda "el compromiso" del gobierno saliente del presidente derechista Alejandro Giammattei para un traspaso de poderes fluido en enero.

Este hijo de Juan José Arévalo, primer presidente demócratico de Guatemala (1945-1951), era un desconocido pese a ser diputado hasta hace unos meses.

Él atribuye su éxito a que se ha comprometido a "poner fin a la influencia de las redes corruptas".

"El miedo de estos actores corruptos a que tengamos éxito es precisamente lo que ha desencadenado la persecución judicial y esa campaña de intimidación" contra Semilla y sus seguidores en las redes sociales, añadió.

"La intención es clara: quieren retrasar o impedir mi investidura como presidente", estima Arévalo, que sin embargo garantizó al público que no tiene "ninguna duda" de que asumirá el cargo aunque sea "un camino lleno de baches".

Fuente: DW

Artículo Anterior Artículo Siguiente