Xóchitl Gálvez sugiere sumar a Marcelo Ebrard a su campaña si pierde contienda de Morena



México

Redacción Sufragio

Con un toque de picardía y sarcasmo que la caracterizan, Xóchitl Gálvez nos ha regalado hoy una ocurrente reflexión sobre el fascinante mundo de la política mexicana. Durante una rueda de prensa que parecía más una tertulia de café, la senadora ha dejado caer sus ingeniosos comentarios sobre el desfile de aspirantes presidenciales y las interminables luchas internas.

Con una sonrisa traviesa, Gálvez no pudo resistirse a soltar su primera pincelada de humor: "Buscaría a Marcelo en caso de que no fuera [elegido candidato], sobre todo para consolarlo, porque le jugaron chueco", soltó, entre risas contagiosas. ¿Quién dijo que la política no podía ser divertida? Y no contenta con ello, lanzó un guiño al exjefe de Relaciones Exteriores: "Me cae bien Marcelo. Él y yo nos conocimos en las cumbres de cambio climático y al menos ha tenido las agallas de ir a poner la cara por México en materia de energías limpias". Parece que en medio de la sátira, Gálvez también ha dado un toque de seriedad a la situación.

Pero lo mejor estaba por venir. ¿Y si Marcelo Ebrard gana la interna? "Obviamente" no lo invitaría, afirmó Gálvez, con una pizca de ironía. ¿Y Claudia Sheinbaum? Ahí se mostró incierta sobre si aceptaría la invitación. Pero lo que sí dejó claro es su deseo de formar un equipo que crea en la construcción de un país mejor. ¡No se descartan sorpresas cómicas en la formación de su equipo de trabajo!

Gálvez también ha decidido jugar al "candidato a candidato" por un momento. Invitando a Santiago Creel a ser su coordinador de campaña si gana la interna, ha demostrado que su ingenio va acompañado de movimientos estratégicos. ¡Y vaya que Creel ha aceptado el juego! "Será un honor", respondió el legislador, asegurando que irán "juntos e iremos fuertes". ¡Parece que se avecina un equipo de campaña con chispa!

En el otro lado del ring, Marcelo Ebrard no ha estado precisamente en silencio. Sus comentarios punzantes sobre sus compañeros de partido y las encuestas han añadido su propio toque de drama a la mezcla. Ebrard ha demostrado que no tiene miedo de decir lo que piensa y ha dejado claro que está aquí para luchar, aunque sea entre risas y declaraciones audaces.

Mientras tanto, en el Frente Amplio, las cosas no son menos interesantes. Las fuerzas políticas se han alineado detrás de dos mujeres, y cada movimiento es un paso estratégico en la carrera hacia la presidencia. Las declinaciones y las invitaciones a formar parte de campañas parecen más una trama de comedia política que la realidad.

En medio de todo esto, Marko Cortés, el presidente del partido, hace un llamado a la unidad y el "gran cierre de filas", mientras celebra los gestos de generosidad política como el de Santiago Creel. Parece que hasta en las declaraciones más formales, el humor y la ironía no se quedan atrás.



Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68