Sheinbaum niega acarreo, pero alcaldes y diputados le arman eventos masivos



México

Redacción Sufragio

 La exjefa de gobierno capitalina y aspirante presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, ha enfrentado crecientes críticas en torno a la organización de sus eventos políticos, en medio de acusaciones de acarreo y uso de recursos públicos. Aunque Sheinbaum niega vehementemente estas acusaciones, las evidencias muestran una serie de movilizaciones masivas que han sido organizadas por alcaldes y legisladores de Morena en la Ciudad de México.

A lo largo del mes, Sheinbaum ha encabezado mítines en diversas alcaldías gobernadas por Morena, como Xochimilco, Gustavo A. Madero e Iztapalapa, donde se han congregado más de 20 mil personas en asambleas informativas. Sin embargo, la logística detrás de estos eventos ha generado controversia. Asistentes han tenido que invertir varias horas para llegar a las asambleas, siendo transportados en camiones y combis rentadas, lo que ha planteado dudas sobre la verdadera naturaleza de este "apoyo voluntario".

Incluso en demarcaciones no gobernadas por Morena, como Álvaro Obregón, se han registrado movilizaciones masivas en apoyo a Sheinbaum. Se han desplegado autobuses que transportan a cientos de personas hasta los eventos, colapsando la movilidad en las áreas circundantes y generando caos vial. Además, se ha observado una cuidadosa organización, con mesas de registro que solicitan información personal de los asistentes, incluyendo sus números de teléfono para futuras comunicaciones.

A pesar de las acusaciones de acarreo, Sheinbaum insiste en que estas movilizaciones son "autogestivas" y resultado del apoyo "voluntario" de sus seguidores. Sin embargo, líderes dentro de Morena, como Marcelo Ebrard, han denunciado públicamente la estrategia de acarreo masivo desde la Secretaría de Bienestar para favorecer las aspiraciones de Sheinbaum en la contienda interna por la candidatura presidencial.

La polémica en torno a estos eventos ha resaltado tensiones internas dentro de Morena y ha llevado a exigencias de intervención y equidad en la contienda por parte de otros aspirantes presidenciales, como Ebrard. A medida que el proceso de selección avanza hacia su etapa final, la transparencia y la equidad en la competencia se han convertido en focos de atención clave.

La aspirante presidencial Claudia Sheinbaum ha enfrentado críticas y acusaciones en relación con la organización de sus eventos políticos, que han sido caracterizados por movilizaciones masivas organizadas por alcaldes y legisladores de Morena. A pesar de negar las acusaciones de acarreo, las evidencias sugieren una logística cuidadosamente orquestada, lo que ha generado controversia y ha suscitado preocupaciones sobre la equidad en la contienda interna de Morena.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68