Japón inicia el vertido de aguas residuales de Fukushima en el océano Pacífico



Japón

Redacción Sufragio

 La empresa Tokyo Electric Power (TEPCO) ha anunciado que ha comenzado el controvertido proceso de liberación de aguas residuales radiactivas tratadas desde la central nuclear de Fukushima Daiichi al océano Pacífico. Este movimiento ha generado una serie de reacciones y preocupaciones a nivel internacional.

TEPCO ha informado que tiene previsto liberar un total de 7.800 metros cúbicos de agua durante un período de 17 días. Sin embargo, la liberación será detenida de inmediato si se detecta alguna anomalía en el equipo de descarga o en los niveles de dilución de las aguas tratadas, asegura la compañía.

En este contexto, Corea del Sur ha hecho un llamado a la calma y la confianza en la ciencia y el gobierno. El primer ministro surcoreano, Han Duck-soo, instó a los ciudadanos a no caer en noticias falsas relacionadas con la liberación de las aguas residuales de Fukushima. Han anunció que enviarán un experto a la oficina de la OIEA en Japón para monitorear el cumplimiento de los estándares de seguridad internacionales.

Además, se ha establecido una línea directa de comunicación para compartir información en caso de situaciones anormales. Sin embargo, China ha adoptado una postura más drástica, suspendiendo la importación de productos acuáticos japoneses y acusando a Japón de ser irresponsable y egoísta al verter agua contaminada al océano Pacífico.

China ha argumentado que la eliminación de agua contaminada de Fukushima es un asunto de seguridad nuclear con implicaciones internacionales, ya que el océano es un recurso compartido por toda la humanidad. Además, China ha acusado a Japón de ignorar el interés público internacional y ha afirmado que enfrentará condena de la comunidad global a largo plazo.

En respuesta, Japón ha defendido su posición, argumentando que la liberación de agua ha sido cuidadosamente planificada y que sigue los protocolos establecidos por la comunidad científica y los organismos internacionales. La controversia persiste, y esta situación resalta los desafíos y dilemas que surgen en torno a la gestión de desechos radiactivos y la seguridad medioambiental en el ámbito nuclear.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72