El alcalde Carlos Maya enumera 160 razones por las cuales Pereira es el mejor vividero de Colombia

 


Colombia 

Redacción Sufragio

En la ceremonia de condecoración en conmemoración de los 160 años de la ciudad de Pereira, el alcalde Carlos Maya cautivó a la audiencia al enumerar con pasión y orgullo las 160 razones que hacen de Pereira un lugar excepcional en Colombia. Con un entusiasmo palpable, destacó elementos fundamentales que hacen de esta urbe el más destacado vividero del país.

Entre las joyas que resaltó se encuentran la calidez de su gente, el pintoresco paisaje cultural cafetero que abraza la región, y maravillas naturales como el Bioparque Ukumarí, el Parque Nacional Natural Los Nevados, la Reserva Otún – Quimbaya, y las serenas aguas de la laguna del Otún y los ríos Otún y Consota. No pasaron desapercibidos elementos icónicos como Barbas Bremen, el majestuoso Alto del Nudo y el moderno viaducto César Gaviria Trujillo.

El alcalde no olvidó mencionar el crecimiento y conectividad de Pereira, resaltando el papel crucial del Aeropuerto Internacional Matecaña y el Terminal de Transportes. La Villa Olímpica y el estadio Hernán Ramírez Villegas se alzaron como pilares del deporte y la recreación. Figuras ilustres como Hernán Barreneche, el maestro Alonso Zapata y deportistas ejemplares como Sara José López, Santiago Giraldo, Mariana Mesa, y el futbolista Cucho Hernández, iluminan la esencia vibrante de la ciudad.

La lista se extendió para abrazar la educación y la cultura, con la Universidad Tecnológica de Pereira como faro del conocimiento y los espacios emblemáticos como la Plaza de Bolívar y la Plaza Cívica de Ciudad Victoria. No faltaron los toques gastronómicos que enriquecen el paladar de los habitantes, desde la emblemática bandeja paisa hasta la mazorca en la malla del aeropuerto, las piñas de Cerritos y la inconfundible arepa de chócolo de Galicia.

Conmovido en su última celebración como Alcalde, Carlos Maya compartió su nostalgia y gratitud, mirando con satisfacción los logros de su administración. Remarcó la modernización física de la ciudad a través de obras públicas, subrayando la intersección de acceso al aeropuerto, la Avenida Los Colíbries y la conexión Álamos – Pinares. La pavimentación de vías olvidadas por décadas demostró su compromiso con la comunidad.

La pandemia no frenó el avance, ya que el plan 3210 alivió a 158 mil hogares con el pago de servicios públicos, y 17 mil comerciantes se beneficiaron de exoneraciones en industria y comercio durante tres años.

El punto culminante de la noche fue la entrega de condecoraciones a individuos destacados. Entre ellos, Felipe Baena, rector de la Universidad Andina de Pereira; Cristina Grajales, exitosa galerista de arte de Nueva York; Carolina Ocampo Londoño, valiente ingeniera industrial y coach de vida; Olga María Triana, conductora de Megabús; y la inspiradora agrupación musical pereirana, Mujeres que inspiran. La coronel Ruth Alexandra Díaz, Comandante de la Policía Metropolitana, fue honrada con la medalla Orden General Valentín Deaza.

La celebración incluyó momentos solemnes como el Te Deum en la Catedral de Pereira y una sesión en el Concejo de Pereira. El alcalde, con una mirada hacia atrás llena de gratitud y hacia adelante llena de esperanza, dejó una huella imborrable en la historia de la ciudad que tanto ama.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72