Cámara de Diputados valida resolución que acusó a Allende de quebrar la Constitución



Chile

Redacción Sufragio

La sesión en la Cámara de Diputadas y Diputados fue un reflejo tenso de opiniones encontradas y divisiones políticas arraigadas en la historia de Chile. El diputado Miguel Ángel Calisto, perteneciente a la CDU, no escatimó en palabras al calificar al gobierno de la Unidad Popular como "desastroso". Su comentario desató una respuesta apasionada por parte de Daniela Serrano, parlamentaria del Partido Comunista, quien defendió vehementemente la institucionalidad de la Cámara y cuestionó la posibilidad de declarar inconstitucional a un gobierno que había sido elegido legítimamente.

En medio de esta discusión, se llevó a cabo una votación crucial sobre la solicitud presentada por la bancada del PC para condenar el acuerdo de la Corporación del 22 de agosto de 1973. Este acuerdo buscaba condenar las acciones en contra del gobierno del Presidente Salvador Allende y rechazar cualquier intento de desestabilizar el orden constitucional y democrático del país. La votación se inclinó en contra de la solicitud, con 57 votos a favor, 62 en contra y 2 abstenciones.

La iniciativa fue rechazada con los votos mayoritarios del Partido Republicano, Chile Vamos, Demócratas y la DC. Esta última generó especial atención debido a sus razones para oponerse a la solicitud. El diputado Alberto Undurraga, líder de la DC, explicó que la resolución de 1973 no fue un llamado al Golpe de Estado, sino una crítica legítima al gobierno de aquel momento. Además, destacó que parte de quienes aprobaron ese acuerdo posteriormente firmaron la "carta de los 13", lo que señalaba la complejidad y diversidad de opiniones incluso dentro de aquel contexto.

Sin embargo, la defensa de la DC no evitó la molestia en la bancada del Partido Comunista y en Apruebo Dignidad en general. Luis Cuello, líder de la bancada del PC, expresó su descontento al considerar que la solicitud rechazada tenía como objetivo denunciar un instrumento golpista, refiriéndose al acuerdo de 1973. Aseguró que esta decisión sería lamentada durante décadas.

El debate en la Cámara también abordó otras cuestiones relevantes, como la solicitud para condenar la violencia sexual ejercida por la dictadura militar entre 1973 y 1990. Esta iniciativa, presentada por el Frente Amplio, buscaba visibilizar esta forma de violencia y promover medidas de reparación para las víctimas. La solicitud fue aprobada con 71 votos a favor, 15 en contra y 35 abstenciones, revelando nuevamente la división en la opinión política.

En el trasfondo de todo esto, se encuentra la histórica declaración del 22 de agosto de 1973, aprobada días antes de la caída del Presidente Allende. Esta declaración representaba un intento de mantener la constitucionalidad en medio de la agitación política y social. Patricio Aylwin, presidente de la DC en ese entonces, desempeñó un papel fundamental en la redacción de este texto, buscando mantener un equilibrio entre la crítica y la legalidad constitucional.

La sesión en la Cámara de Diputadas y Diputados fue un microcosmos de la compleja historia política de Chile, donde las opiniones sobre el pasado y el presente del país chocaron de manera apasionada y reflejaron las tensiones ideológicas arraigadas en la sociedad.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68