Kenia propone fuerza multinacional para enfrentar la crisis en Haití

 


Internacional 


Kenia encabeza un esfuerzo para formar una fuerza multinacional en Haití, con el objetivo de abordar los desafíos políticos y la creciente violencia que aquejan a la nación caribeña. La propuesta ha generado esperanzas de que Haití pueda recibir la asistencia tan necesaria que ha solicitado a la comunidad internacional.

A pesar de esta iniciativa alentadora, hay obstáculos significativos que deben superarse antes de que la ayuda pueda concretarse. China y Rusia, como miembros con poder de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, juegan un papel crucial en la decisión final sobre el envío de la fuerza multinacional.

Ambas naciones han mostrado previamente cierta reticencia hacia una intervención multinacional en Haití, lo que ha generado incertidumbre sobre su reacción ante la oferta de Kenia, que se someterá a votación en una próxima reunión del Consejo de Seguridad.

Rusia argumentó durante una reunión en julio de este año que las intervenciones extranjeras en Haití han sido problemáticas en el pasado y podrían tener consecuencias negativas.

Por su parte, China criticó que hasta ese momento no se hubieran anunciado acciones concretas de ayuda por parte de ningún país y pidió una mayor profundización en el tema.

Kenia, en respuesta a una solicitud de un grupo de naciones amigas de Haití, ha aceptado liderar la fuerza multinacional y enviará un contingente de 1,000 policías para ayudar en el restablecimiento de la normalidad en el país. Sin embargo, esta asistencia estará condicionada a la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU y a la realización de algunos procesos constitucionales internos.

La propuesta de Kenia recibió un respaldo inmediato por parte de las autoridades dominicanas. El presidente Luis Abinader y el canciller Roberto Álvarez expresaron su apoyo a través de mensajes en Twitter, celebrando el liderazgo de Kenia y el respaldo de Estados Unidos a esta iniciativa.

Dos expertos en política internacional, Iván Gatón y Emil Chireno, ven la propuesta de Kenia como una esperanza para Haití, aunque reconocen que enfrentará desafíos en el Consejo de Seguridad. Gatón destaca que las decisiones del Consejo dependerán de los intereses en juego, mientras que Chireno cree que hay posibilidades de que la propuesta sea aprobada debido al apoyo económico previo de países como Canadá.

En cuanto a las posiciones de China y Rusia, Chireno cree que China ha sido constructiva en el debate sobre la crisis haitiana y no se opondría a una fuerza liderada por un país diferente a Estados Unidos. En el caso de Rusia, considera que podría favorecer la propuesta debido a su interés estratégico en mantener buenas relaciones con África.

Aunque existen incertidumbres y desafíos geopolíticos, la propuesta de Kenia representa una esperanza para Haití en medio de una compleja situación política y de seguridad. Se espera que la comunidad internacional comprenda la urgencia de apoyar a Haití en su camino hacia la estabilidad y el desarrollo.

Fuente: Agencias

Artículo Anterior Artículo Siguiente