AMLO destaca la importancia de no ceder a presiones y amenazas: 'No vamos a ser rehenes de nadie'


 Nacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió ayer, en relación con el conflicto surgido en Guerrero: “No vamos a ser rehenes de nadie” y exhortó a los habitantes del estado a reaccionar con prudencia si reciben presiones o amenazas del crimen organizado, que no se confronten con los capos de esos grupos, “pero que no se dejen manipular”.

En su conferencia matutina, el mandatario se refirió a las movilizaciones en Chilpancingo y localidades cercanas a la capital del estado en demanda de la liberación de dos cabecillas de la delincuencia organizada.

Dijo que las autoridades pueden negociar demandas de justicia social, “porque gobernar implica dialogar”, pero subrayó que los detenidos están a disposición del Poder Judicial, no del Ejecutivo.

Explicó que las organizaciones delictivas buscan crear una base social de apoyo mediante la distribución de despensas. Eso sucede también en la Selva Lacandona, en Chiapas, donde la población se opone al decomiso de drogas y cuando detectan una aeronave corren hacia ella para evitar la acción de la autoridad.

El mandatario pidió paciencia a la población de Chilpancingo y a la gente que pretende trasladarse a Acapulco y se enfrenta con un bloqueo. “Que nos comprendan, que nos ayuden si tenemos que padecer un poco, que ofrecemos disculpas, pero que es lo mejor, lo mejor como se está actuando, que no hay impunidad para nadie y no hay violencia. Imagínense que ayer se les enfrenta, traían armas…”

Fuente: La Jornada

Artículo Anterior Artículo Siguiente