Lacalle Pou: "La política de seguridad de Bukele no es adecuada para Uruguay"

 

Uruguay

El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou se pronunció sobre la estrategia de seguridad pública implementada en El Salvador por Nayib Bukele, subrayando que, aunque comprende la metodología dentro del contexto centroamericano, “no es un modelo para Uruguay”.

Lacalle Pou está en Chile para participar en un homenaje al ex presidente Sebastián Piñera, quien falleció en un accidente de helicóptero en febrero. En esta visita, también se reunió con el presidente chileno Gabriel Boric para discutir sobre el fortalecimiento de la relación bilateral y el comercio entre ambos países.

En una entrevista con CNN Chile, Lacalle Pou abordó varios temas, incluyendo el Mercosur, las similitudes y diferencias con el gobierno de Javier Milei en Argentina, y la importancia del Estado en la garantía de libertades colectivas e individuales. Sin embargo, la seguridad y la reforma de la seguridad social fueron temas centrales en la conversación.

Al ser preguntado sobre el gobierno de Bukele, que comenzó su segundo mandato el 1° de junio tras ganar con el 85% de los votos, Lacalle Pou reconoció la “política de shock” en seguridad. Recordó sus experiencias en El Salvador: “Llegué un jueves y al domingo habían matado a 45 personas”, ejemplificando la grave situación de inseguridad.

“Entiendo la política de shock en seguridad pública que lleva adelante Bukele en el contexto de El Salvador. Desconozco los detalles sobre derechos humanos y la situación carcelaria, aunque hay algunas críticas”, agregó. Sin embargo, fue claro al afirmar que una estrategia similar no es adecuada para Uruguay: “Si la pregunta es si es un modelo para Uruguay, no, no es un modelo para Uruguay”.

Lacalle Pou también discutió la reforma de la seguridad social, defendiendo el proyecto aprobado por su gobierno. Sin mencionar el plebiscito impulsado por el PIT-CNT para revertir las modificaciones, afirmó que el debate era inevitable desde hace 15 años.

“El debate es ineludible en Uruguay hace 15 años, lo que pasa es que todos lo eludían”, dijo, reconociendo que inicialmente se resistió a subir la edad de jubilación, pero fue convencido de su necesidad por un equipo de especialistas. Destacó que la reforma se realizó de manera paulatina y con una fuerte sensibilidad social, abarcando temas de género, jubilaciones mínimas y discapacidad.

“Mejora en algunas cuestiones, acompaña la expectativa de vida y es sostenible”, concluyó el presidente, subrayando que la reforma no solo asegura la sostenibilidad del sistema, sino que también introduce mejoras, como la posibilidad de seguir trabajando después del retiro.

Fuente: Ámbito

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72