Gabriel Boric llega a China buscando fortalecer las relaciones entre países



Chile 

A las 12:00, después de 36 horas de viaje, y seis escalas, el Presidente Gabriel Boric aterrizó en Chengdú, la capital de la provincia de Sichuan, en su primera gira al país asiático, el principal socio comercial y estratégico de Chile. En el viaje participarán seis ministros: Camila Vallejo, Alberto Van Klaveren, Jessica López, Juan Carlos Muñoz, Nicolás Grau y Esteban Valenzuela.

“Quiero que el Presidente Xi sepa y ratifique la visión de que Chile no es solamente un socio confiable, sino un socio estratégico para China en el mundo”, dijo el Mandatario al bajarse del avión sobre la reunión que tendrá el martes con la máxima autoridad del gigante asiático.

Pocas horas después Boric fue recibido con banderas de ambos países por estudiantes de la universidad de Sichuan -que gritaban “bienvenido”-, en la que dio luces de la que será su visita internacional.

“Me asiste la más profunda convicción que las relaciones internacionales entre países y entre pueblos no se sustentan sólo ni principalmente en su intercambio comercial, que es donde quizás se pone la mayor atención en estos días, sino también en su riqueza cultural, en sus artes, en su ciencia, en su innovación, en cómo ven el futuro los jóvenes”, dijo Boric. Y agregó: “Creemos que es muy importante poder acceder a la cultura china de más de 5.000 años de historia de continuidad de manera directa y sin intermediarios, que muchas veces ponen sus prejuicios por delante para poder entender una cultura que no es propia”.

“¿Qué consejo le podría dar a los estudiantes jóvenes, considerando que usted es un ídolo?”, le preguntó uno de los estudiantes.

El Presidente respondió: “Lo primero es que aprendamos y seamos capaces de aprender de más generaciones que nos antecedieron. Muchas veces los jóvenes pensamos que el mundo parte on nosotros pero cuando aprendemos de quienes estuvieron antes, nuestra experiencia y capacidad de afrontar el presente crece mucho más. Los insto a tener una dosis de rebeldía a no conformarse con las versiones oficiales a cuestionar, a cuestionar lo que se da por hecho porque es la manera de avanzar en el conocimiento la manera en la que se mueve el mundo”.

Más allá de esa respuesta, el Presidente optó por no profundizar en temas controversiales, como la condena a las violaciones a Derechos Humanos, a lo que sí se ha referido en otras oportunidades.

La misma actitud la sostuvo horas más tarde en la reunión en el hotel Shangri-La -donde se está hospedando y donde este domingo estrenará la Chile Week- en la que conversó, junto a los ministros de la delegación, con el Secretario del Partido Comunista de Sichuan, Wang Xiaohui, y el Gobernador de la Provincia, Huang Qiang.

Más tarde, los parlamentarios de la delegación se sumaron a una cena ofrecida por las mismas autoridades en la que hubo un pequeño acto cultural -con baile típico incluido- y en el que el Presidente hizo dos brindis: uno con vino y otro con “baijiu” (agua ardiente).

Fuente: La Tercera

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72