Comisión Experta en Chile elimina norma que termina con las contribuciones, suprime la objeción de conciencia y mantiene protección de la vida



Chile 

Enmiendas rechazadas con votaciones empatadas, con 12 votos a favor y 12 en contra. Esa fue la tónica del último pleno de la Comisión Experta, que en una maratónica jornada sometió a votación 622 observaciones para modificar el texto despachado por el Consejo Constitucional.

Los 24 comisionados llegaron hasta sus pupitres en el hemiciclo del Senado en Santiago con un fracaso en sus espaldas. Pese a todos los esfuerzos realizados, a la amplitud y el diálogo mostrado por cada bloque, el órgano no pudo llegar a un pacto político sustantivo e integral para destrabar los nudos críticos detrás de las normas más controversiales que redactaron los consejeros.

Esa incapacidad para llegar a un pacto en los artículos clave provocó que cada sector ingresara su propio paquete de indicaciones. Tanto así que decenas de esas enmiendas eran espejo; es decir, textos idénticos pero no comunes, que fueron reflejo de los pocos entendimientos parciales que se consiguieron en la última mesa de negociación de la Comisión Experta.

Esa fue la razón por la que el debate del pleno de la mañana subió de tono y estuvo marcado por recriminaciones de lado y lado. Chile Vamos fue enfático en señalar que la Comisión Experta tenía que ser deferente con el texto redactado por el órgano democráticamente electo por la ciudadanía para escribir esta Constitución y, por lo mismo, más que eliminar normas, había que corregir y arreglar aspectos de su contenido. De la izquierda vinieron reproches a la forma en como la derecha ejerció su mayoría en un proceso destinado a “escribir las reglas de la democracia”.

Votos cruzados

Sin un acuerdo que los respaldara, los expertos empezaron a votar enmienda por enmienda y la actitud a lo largo de todo el pleno fueron los votos cruzados; es decir, expertos de derecha votando por enmiendas del oficialismo y comisionados de izquierda votando por indicaciones de la oposición.

Eso fue lo que ocurrió, por ejemplo, en la enmienda que modifica el artículo primero del texto constitucional. La derecha rechazó la enmienda de la izquierda, pero al momento de votar la indicación de Chile Vamos las dos comisionadas de la DC Paz Anastasiadis y Alejandra Krauss votaron a favor.

De esta forma, la derecha hizo un gesto a la izquierda devolviendo la cláusula del Estado social al artículo primero de la propuesta de nueva Constitución. El orden de los incisos en esa norma quedó así: dignidad humana, familia como núcleo de la sociedad, Estado social, autonomía de los cuerpos intermedios, servicialidad del Estado y remoción de obstáculos.

Otro gesto de la derecha hacia la izquierda fue que algunos comisionados de Chile Vamos, ante nula opción de que los expertos de izquierda dieran sus votos para arreglar la norma de objeción de conciencia personal e institucional, tuvieron que dar sus votos para aprobar la indicación del oficialismo que suprime la norma por completo. Los expertos que hicieron el cruce fueron: Hernán Larraín (UDI), Katherine Martorell (RN), Juan José Ossa (RN), Máximo Pavez (UDI) y Sebastián Soto (Ind.-Evópoli).

Fuente: La Tercera

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72