Estos son los periodistas que moderarán los primeros dos debates en Argentina



Argentina 

Rodolfo Barili (Telefe), Evangelina Ramallo (Canal 9 de Paraná), Esteban Mirol (El Nueve) y Lucila Trujillo (TV Pública) son los cuatros periodistas que moderarán el primer debate presidencial del 1 de octubre, a realizarse en el Centro de Convenciones Provincial Forum de la ciudad de Santiago del Estero. En tanto, Marcelo Bonelli (Canal 13), Mariana Verón (El Nueve), Sergio Roulier (El Tres TV de Rosario) y Soledad Larghi (América) estarán a cargo de la moderación del segundo, el 8 de octubre en la Facultad de Derecho de la UBA, en la Ciudad de Buenos Aires. En cada encuentro, habrá dos parejas —hombre y mujer, de distinto medio—, y cada una intervendrá en cada bloque. En total, se estima que cada debate tenga una duración de dos horas 15 minutos, con dos cortes publicitarios de 12 y 8 minutos.

Este fue el resultado del sorteo realizado este mediodía en la Cámara Nacional Electoral, al cabo de una reunión de la que participaron el secretario de Actuación Electoral de ese Tribunal —Sebastián Schimmel—, los representantes de los cinco candidatos presidenciales y de la Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (CAPIT), que tiene a su cargo la producción y realización. Según pudo saber Infobae, desde CAPIT pidieron que estuvieran en la apertura de cada debate Barili y Bonelli, quienes no fueron incluidos en el sorteo. “Como ya habían participado en los dos debates presidenciales anteriores (el del 2015 y el del 2019), desde la producción querían asegurarse que estuvieran por su experiencia previa debido a la expectativa generada con los debates y su televisación, y desde los partidos políticos estuvieron de acuerdo con ese pedido y sortear al resto. La ley no fija cómo se deben elegir los moderadores, es una decisión que consensúan los equipos de cada candidato”, señaló una fuente que estuvo este mediodía en la reunión en la Cámara.

Los dos debates serán la única instancia oficial en la que los cinco aspirantes a la Presidencia se verán las caras y expondrán sus propuestas, además de hacerse preguntas cruzadas. Participarán Javier Milei (La Libertad Avanza), Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio), Sergio Massa (Unión por la Patria), Juan Schiaretti (Hacemos por Nuestro País) y Myriam Bregman (Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad). En caso de haber una segunda vuelta, el tercer debate será el 12 de noviembre también en Derecho de la UBA. Los encuentros —cuya hora aún no fue fijada pero serán en el prime time televisivo— serán televisados en vivo por la Televisión Pública (TVP) con la posibilidad de ser retransmitidos por el resto de las emisoras del país.

Al no salir sorteados, quedaron como eventuales suplentes los nombres de los restantes periodistas propuestas por los canales porteños, ATA y el Consejo Federal de la Televisión Pública: Luciana Geuna (Canal 13), Érica Fontana (Telefe), Antonio Laje (América); Pablo Vigna (TV Pública), Evangelina Ramallo, de Paraná (propuesta por la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas), Exequiel Santamaría, de Tierra del Fuego (propuesto por el Consejo Federal de la TV Pública), y Maia de la Fuente, de La Rioja (propuesta también por el Consejo Federal de la TV Pública). A última hora de ayer, se agregó la propuesta de otros dos periodistas de NET TV, a partir de un reclamo que le hizo llegar Jorge Fontevecchia a la Cámara Electoral de que también es un canal de aire. Se sumaron así los nombres de José Antonio Gil Vidal y Nuria Am, quienes no fueron incluidos en el sorteo de este mediodía por haber sido propuestos fuera de los plazos, pero que se sumaron al lote de los moderadores suplentes en caso de ser necesario un reemplazo de alguno de ellos.

“La ley de los debates privilegia el consenso entre los candidatos. Es decir, que si ellos se ponen de acuerdo la Cámara Electoral no debe intervenir”, explicó otra fuente al tanto del proceso de la organización de los encuentros.

Los criterios para la propuesta de los periodistas a entrar en el sorteo fueron la trayectoria al frente de la conducción de un noticiero de alcance nacional, experiencia en la lectura de un telepronter y el manejo del “vivo” televisivo. “El debate va a tener una audiencia por arriba de los dos dígitos, y va estar prácticamente en cadena. Es importante que salga bien televisivamente y que los moderadores tengan experiencia de aire, que no se amilanen”, advirtió una fuente que participa de la organización de los encuentros.

Sin embargo, según los organizadores, el margen de improvisación de los moderadores será muy acotado y habrá un guión estricto, con instrucciones para dar la palabra, los tiempos y la concesión de las réplicas desde el control montado en cada una de las dos sedes de los debates. “No van a poder intervenir más que para pedir que se cumpla con lo pautado en el Reglamento y se respeten los tiempos”, advirtió una fuente de la organización. Va a ser una transmisión prolija en la que ningún candidato tendrá ventaja sobre el otro. Habrá una cámara para cada candidato que los tomará desde el mismo ángulo para asegurar que sea equitativa la transmisión”, aseguró una de las personas que participa de la realización. Aún no está definida la hora, pero serán en el prime time televisivo.

La dinámica de cada debate prevé una introducción y presentación de cada uno de los candidatos de hasta un minuto, sin interpelación directa entre ellos. Luego, en el primer bloque, se debatirá sobre dos ejes temáticos en los que cada candidato podrá exponer dos minutos sin interrupciones. Según el sorteo, en Santiago del Estero esos dos primeros temas serán Economía y Educación. En el segundo debate en la Facultad de Derecho de la UBA, los ejes serán Seguridad, Trabajo y Producción. En este bloque, estará permitido el derecho a réplica para cada candidato si se siente aludido. Se podrá hacer uso hasta cinco veces en cada debate de ese derecho, con un tiempo máximo de la réplica de 45 segundos. En el Reglamento elaborado por el Consejo Asesor estaba contemplado un máximo de tres derechos a réplica, pero se terminó ampliando por pedido de los representantes de los partidos políticos.

A continuación habrá un corte televisivo de 12 minutos, y en el segundo bloque se debatirá sobre el eje temático elegido por la ciudadanía a través del sitio web de la Cámara entre un listado de temas preestablecidos. Según la votación conocida el lunes, en Santiago del Estero será Derechos humanos y convivencia democrática, y en la Ciudad de Buenos Aires, Desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente. Los candidatos tendrán nuevamente dos minutos para explayarse.

Tras la exposición sobre ese tema, habrá un segmento de cuatro rondas de preguntas cruzadas, con un orden para preguntar que también se definió en el sorteo. Cada candidato podrá formularle una pregunta a cada uno de sus contrincantes en un esquema ya establecido, sobre algún aspecto particular de los temas de debate. Las preguntas son individuales y específicas para el destinatario sobre el escenario, y no podrán extenderse más allá de los 15 segundos. El aludido tendrá 45 segundos para responder. Tras un segundo corte de ocho minutos, quedará el cierre de cada candidato de un minuto final. La duración estimada de cada encuentro es dos horas y cuarto aproximadamente cada uno.

Fuente: Infobae

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72