Mauricio Tabe llama a las autoridades a esclarecer el fallecimiento de Iñigo Arenas Saiz



México

Redacción Sufragio

 Ante la trágica confirmación del fallecimiento del destacado empresario Iñigo Arenas Saiz, el Alcalde de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe Echartea, ha alzado su voz en busca de respuestas. Con firmeza, ha dirigido un enérgico llamado a las Fiscalías de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) y del Estado de México (FGJ-EM), exigiendo que los detalles de este lamentable suceso sean esclarecidos sin dejar cabo suelto.

En un tono cargado de determinación, Tabe Echartea ha expresado: "No encontraremos paz interior hasta que cada faceta de esta triste historia sea revelada por completo. La oscuridad que rodea estos eventos debe disiparse ante la luz de la verdad". Las palabras del Alcalde resonaron con fuerza, reflejando un profundo compromiso con la justicia y el deseo de proporcionar alivio a la familia afligida.

Las condolencias emanaron de manera sincera desde la Alcaldía Miguel Hidalgo hacia los seres queridos de Iñigo Arenas Saiz.

En este período de duelo abrumador, la Alcaldía ha asegurado que la familia no estará sola, afirmando que su apoyo será constante y inquebrantable a lo largo de este arduo proceso.

Los acontecimientos fatídicos que llevaron al deceso de Iñigo Arenas Saiz han sido meticulosamente delineados por la Alcaldía. En las primeras horas del domingo 6 de agosto, Iñigo Arenas Saiz abandonó por voluntad propia el establecimiento "República", ubicado en la Avenida Presidente Masaryk, alrededor de las 2:50 a.m. Siguiendo un trayecto que abarcó calles emblemáticas, se detuvo en un puesto de tacos semi-fijo en las intersecciones de Lafontaine y Emilio Castelar, permaneciendo allí hasta las 3:18 a.m.

Sin embargo, su periplo nocturno lo llevó a "Black Royce", en el municipio de Naucalpan de Juárez, Estado de México. Fue aquí donde la tragedia alcanzó su desenlace. A las 7:38 a.m., una llamada al C5 del Estado de México alertó sobre la presencia de una persona inconsciente en dicho lugar. Los equipos de emergencia arribaron para encontrar a Iñigo Arenas Saiz sin signos vitales, y se apresuraron en reportar que no se encontraban rastros de violencia en el cuerpo.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México ha asumido la responsabilidad de iniciar una investigación exhaustiva, buscando arrojar luz sobre las circunstancias que rodearon este triste suceso.

La Alcaldía Miguel Hidalgo, a través de un comunicado oficial, ha subrayado que desde el primer instante, el Alcalde Mauricio Tabe se ha mantenido en estrecho contacto con los familiares de la víctima, así como con las autoridades de la Ciudad de México y el Estado de México. Esta colaboración busca contribuir de manera activa y colaborativa en el proceso de esclarecimiento, asegurando que no se escatimen esfuerzos en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68