La postura conservadora del Diputado Ignacio Loyola en el Frente Amplio por México

 


Nacional 

El Diputado Ignacio Loyola, miembro del Partido Acción Nacional (PAN) y conocido por su postura antiaborto y crítica hacia la agenda 2030 de desarrollo sostenible, enfrenta el desafío de recolectar 150 mil firmas durante el proceso del Frente Amplio por México (PRI-PAN-PRD). Este plazo se le otorga para que pueda ser el responsable del mencionado frente político en las elecciones presidenciales de México en 2024.

En caso de no alcanzar el objetivo de firmas, el Diputado Loyola permanecerá como militante en el PAN y cederá la posibilidad de la candidatura independiente al actor Eduardo Verástegui y a Gilberto Lozano de FRENA, quienes abogan por una candidatura en defensa de la familia heterosexual, la vida desde la concepción y en contra del comunismo.

En una entrevista, Ignacio Loyola mencionó que Verástegui busca una candidatura en un momento posterior, mientras que él se enfoca en el presente. Si no logra superar la etapa de recolección de firmas, respaldaría a los otros dos candidatos mencionados.

El Diputado aclaró que ni él, ni Verástegui ni Lozano son de "ultraderecha", un término que considera un "cuento chino" de la época de la Inquisición. Según Loyola, ellos representan a una mayoría silenciosa en México que defiende principios como la familia, la libertad y la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Sobre la agenda 2030 de Naciones Unidas, Loyola considera que va en contra de la familia y la vida, y critica las políticas de desarrollo sostenible que promueve. Además, se muestra en contra del aborto y el matrimonio homosexual, considerando que son ataques a la mujer y buscan reducir la población.

El Diputado también expresó su evaluación sobre la actual dirigencia de Acción Nacional, respaldando la apertura del partido para competir entre diferentes corrientes. Él se identifica con el humanismo político y principios tradicionales, y considera que el PAN puede recuperar su identidad como partido de derecha conservadora.

A pesar de que la agenda política puede resultar confusa, Loyola cree que la ciudadanía está despertando y manifestándose cada vez más en desacuerdo con las políticas actuales.

En conclusión, Ignacio Loyola busca ser el candidato del Frente Amplio por México en las próximas elecciones presidenciales, promoviendo valores conservadores y criticando políticas que considera contrarias a su visión de sociedad y país.

Fuente: Sin Embargo

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68