India se convierte en el cuarto país en llegar a la Luna con Chandrayaan-3

 


Mosaico

Redacción Sufragio

La historia del éxito alcanzado por la India en su histórica misión Chandrayaan-3 resonará en los libros de la exploración espacial como un hito significativo. En una hazaña sin precedentes, el miércoles pasado, la India logró un aterrizaje suave y controlado en la superficie lunar, marcando su nombre en la lista selecta de países capaces de lograr este increíble logro.

Solo la antigua Unión Soviética, Estados Unidos y China habían previamente realizado aterrizajes suaves en la Luna. Sin embargo, la India ha logrado un nuevo nivel de proeza al ser el primer país en aterrizar cerca del desafiante terreno del inexplorado Polo Sur lunar.

La Organización India de Investigación Espacial compartió el emocionante momento con el mundo, publicando en "X": "Misión Chandrayaan-3: '¡India, he llegado a mi destino y tú también!'". El primer ministro de India, Narendra Modi, quien presenció este acontecimiento histórico mientras asistía a la cumbre de los BRICS en Sudáfrica, expresó su orgullo y emoción: "Cuando vemos estos momentos históricos con nuestros propios ojos, nos sentimos muy orgullosos. Es el amanecer de la nueva India".

La NASA, la agencia espacial estadounidense, felicitó públicamente a la India por su logro: "¡Felicidades a la ISRO por su exitoso alunizaje de Chandrayaan-3 en el Polo Sur lunar! Y enhorabuena a la India por ser el cuarto país en lograr el aterrizaje suave de una nave espacial en la Luna. Estamos encantados de ser sus socios en esta misión", declararon en "X".

El lugar del aterrizaje, el Polo Sur lunar, es de un valor científico y estratégico excepcional, ya que se cree que alberga depósitos de hielo. Este hielo podría desempeñar un papel vital en futuras exploraciones espaciales al servir como fuente de combustible para cohetes o incluso como suministro de agua potable para misiones tripuladas.

La misión Chandrayaan-3 se compone de un módulo de aterrizaje lunar, un rover y un módulo de propulsión que ha llevado a la nave a lo largo de los 384,400 kilómetros que separan la Luna de la Tierra. El módulo de aterrizaje, llamado Vikram, se encargó de realizar maniobras de precisión para lograr un aterrizaje suave en la superficie lunar.

Este módulo contenía el rover Pragyan, un pequeño vehículo de seis ruedas que explorará la superficie lunar. Además, la nave lleva instrumentos científicos diseñados para recopilar datos que arrojarán nueva luz sobre la composición de la Luna. Destacando entre estos instrumentos se encuentra un sismómetro, capaz de detectar terremotos en el interior lunar. Este detalle emocionó a la Dra. Angela Marusiak, profesora adjunta de investigación en el Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, ya que este sismómetro proporcionará información crucial para la seguridad de futuras misiones humanas y la construcción de estructuras en la Luna.

La misión Chandrayaan-3 está destinada a funcionar durante aproximadamente dos semanas en la superficie lunar, mientras que el módulo de propulsión permanecerá en órbita, transmitiendo datos a la Tierra.

La India ha demostrado una vez más su compromiso con la exploración espacial y su posición como una de las potencias emergentes en este campo. Chandrayaan-3 no solo es un logro para la ISRO y la comunidad científica de la India, sino también un hito en la búsqueda del conocimiento humano y el avance tecnológico en la exploración de la Luna.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68