Fernando Villavicencio había denunciado amenaza del Cártel de Sinaloa



 Ecuador

Redacción Sufragio 


El asesinato del candidato presidencial ecuatoriano, Fernando Villavicencio, ha conmocionado a la nación y ha arrojado una luz preocupante sobre la presencia y la influencia de los cárteles de Sinaloa y Jalisco en Ecuador. Villavicencio, quien había denunciado abiertamente las amenazas provenientes del Cártel de Sinaloa, advirtió en días recientes sobre los peligros que enfrentaba tanto él como su equipo de campaña.

"Una gravísima amenaza de uno de los capos del Cártel de Sinaloa, alias Fito, pende sobre mí y mi equipo de campaña. Si continúo exponiendo su estructura y actividades, nos advierten que atacarán o intentarán acabar con mi vida", declaró Villavicencio en una rueda de prensa previa al trágico suceso. "Este hecho confirma que nuestra propuesta de campaña afecta seriamente a estas organizaciones criminales. No me amedrento, llevo dos décadas enfrentando a estas estructuras en este país", enfatizó con valentía.

Investigaciones periodísticas han arrojado luz sobre la penetración de los cárteles de Sinaloa y Jalisco en Ecuador, donde al igual que en México, libran sangrientas batallas por el control de territorios. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló en marzo que gran parte de la violencia en América Latina es consecuencia de la rivalidad entre aliados de estos cárteles.

El asesinato de Villavicencio, ocurrido durante un acto de campaña en Quito, desató una condena unánime por parte de varios candidatos presidenciales y del Consejo Nacional Electoral (CNE), quienes repudiaron los actos de violencia que amenazan la integridad de las elecciones y la democracia ecuatoriana.

Guillermo Lasso, el mandatario ecuatoriano, se pronunció con firmeza prometiendo que el crimen no quedaría impune: "Indignado y consternado por el asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio... Por su memoria y su lucha, les aseguro que este crimen no quedará impune. El crimen organizado ha cruzado límites, pero enfrentarán todo el peso de la ley", declaró en la plataforma de redes sociales X (anteriormente conocida como Twitter).

Villavicencio, exsindicalista y periodista, era conocido por destapar escándalos de corrupción en el sector petrolero y por su valiente oposición al expresidente Rafael Correa. Su muerte arroja sombras sobre la integridad del proceso electoral ecuatoriano y sus implicaciones profundas resuenan en la sociedad. Mientras los ecuatorianos se preparan para las elecciones en agosto, el legado de Villavicencio y su valiente lucha contra la corrupción y la criminalidad se mantienen vivos en la memoria colectiva del país.

Con información de Agencias

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68