Exigencia del PAN: Renuncias en la SEP por polémicos libros de texto gratuitos

 


México

Redacción Sufragio

El Partido Acción Nacional (PAN) ha elevado su voz exigiendo un cambio drástico en el sector educativo de México. Durante una acalorada sesión de la Comisión Permanente, la diputada Carolina Beauregard, representante del PAN, arremetió contra la cúpula de la Secretaría de Educación Pública (SEP) por la controvertida creación de los nuevos libros de texto gratuitos.

Beauregard no escatimó en palabras al dirigirse a Leticia Ramírez Amaya, secretaria de Educación Pública, y a Marx Arriaga, director de Materiales Educativos de la SEP, solicitando enfáticamente su renuncia.

Incluso añadió a su lista de funcionarios cuestionados a Sady Arturo Loaiza, a quien etiquetó como "venezolano chavista".

El núcleo de la crítica recae en la calidad de los libros de texto gratuitos, diseñados para ser distribuidos por todo el país en el próximo ciclo escolar. Estos libros han generado repudio en diversos círculos políticos y organizaciones civiles en defensa de las familias. Beauregard no dudó en calificar el contenido de los libros como "chafas y tóxicos", alegando que incluso presentan errores de ortografía.

"Ni siquiera saben cumplir con su trabajo", exclamó la diputada en un tono enérgico. Cuestionó cómo es posible que funcionarios encargados de supervisar la elaboración de textos educativos no sean capaces de garantizar la ausencia de faltas ortográficas en un material que será distribuido a nivel nacional. Para ella, esta ineptitud y falta de competencia convierten a estos funcionarios en figuras "chafas e incompetentes".

Beauregard enfatizó que la tolerancia a errores ortográficos en un documento oficial es inaceptable. Su posición es que los estándares de calidad y profesionalismo deben ser elevados al más alto nivel en el ámbito educativo, y cualquier desviación de estos valores es inaceptable. Para ella, la incompetencia es también una forma de corrupción, ya que considera que aceptar responsabilidades para las cuales no se está debidamente capacitado es un acto corrupto en sí mismo.

La polémica en torno a los libros de texto gratuitos ha generado una división marcada entre Morena y la oposición. Mientras Morena defiende su iniciativa educativa como un paso hacia adelante, el PAN insiste en que la educación de calidad es fundamental y no debe comprometerse bajo ninguna circunstancia. Mientras esta confrontación política continúa, el sistema educativo y las futuras generaciones de México quedan en medio de una contienda que parece no encontrar tregua.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68