Eduardo Verastegui está ganando apoyo de la ultraderecha en EEUU y América Latina



México

Redacción Sufragio


Eduardo Verástegui, pasó de actor de telenovelas a soñar con la Presidencia de México, ha tejido una red de respaldo de sectores específicos en Estados Unidos y también de América Latina, que le han abierto las puertas de las esferas del poder de la ultraderecha católica, además de la difusión de los valores tradicionales.

El protagonismo de Verástegui en la película "Sound of Freedom" marcó un punto de inflexión en su carrera, llevándolo a recorrer todo el continente y establecer contactos con influyentes figuras ultraconservadoras. Ha sido en estos últimos meses que ha estrechado lazos con sectores específicos en Estados Unidos y América Latina, especialmente en las esferas de poder de la ultraderecha católica.

Su creación de la organización "Viva México", de corte ultraderechista, ha consolidado su papel como líder de un movimiento que busca promover valores tradicionales y provida. Este liderazgo ha encontrado eco en políticos de renombre, como Donald Trump, quien en un giro inesperado lo mencionó como posible candidato a la presidencia de México. Trump, también un referente de la ultraderecha, respaldó a Verástegui en un acto público, asociando su figura con la película que ha sido vehículo de su nueva plataforma política.

Verástegui no ha limitado su influencia a los Estados Unidos. Su presencia y conexiones se han extendido por América Latina, donde ha sido respaldado por líderes de derecha en diversos países. En México, su participación en el foro de la CPAC reunió a figuras de la derecha, incluyendo a políticos como Ted Cruz y líderes como el presidente de Guatemala y el hijo del expresidente de Brasil. Además, su alianza con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, le ha brindado una plataforma para promover su película y sus valores en la región.


Su habilidad para conectarse con líderes políticos de derecha en América Latina ha sido evidente en su colaboración con el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y el alcalde de Lima, Rafael López Aliaga. Estas conexiones han añadido aún más peso a su figura en la arena política.

La religión católica ha sido el motor detrás de las acciones y decisiones de Verástegui. Su productora, Metanoia Films, ha producido películas con mensajes provida y en favor de la familia tradicional, lo que ha reforzado su imagen como un líder de la ultraderecha católica.

Sin embargo, su incursión en la política no ha estado exenta de controversia. Su asociación con figuras como Donald Trump y Juan Iván Peña Neder, líder de México Republicano y objeto de controversia por sus opiniones y afiliaciones, ha generado un debate sobre las verdaderas intenciones y valores de Verástegui en su búsqueda de la presidencia de México.

Eduardo Verástegui ha dejado atrás las telenovelas para embarcarse en la política, buscando la presidencia de México. Su habilidad para construir conexiones con líderes de la ultraderecha católica en Estados Unidos y América Latina, así como su enfoque en valores tradicionales y provida, han catapultado su perfil y lo han convertido en un jugador influyente en la política regional. Sin embargo, su alianza con figuras controvertidas y su camino hacia la presidencia plantean interrogantes sobre el futuro político de México y las implicaciones de esta transformación.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68