Crisis en Revolución Democrática: Directiva Nacional renunció tras cambio de gabinete



 Chile

Redacción Sufragio

En un sorprendente giro de eventos, la noche de este miércoles marcó un momento crucial en la historia de Revolución Democrática, cuando su Directiva Nacional tomó una decisión audaz y trascendental. En pos de fortalecer el rumbo del partido y en aras del interés superior de agilizar los procesos rumbo al próximo ciclo político de manera responsable, la directiva optó por poner sus cargos a disposición.

Conscientes de los desafíos monumentales que se alzan ante ellos, la colectividad expresó su convicción de que es imperativo priorizar y robustecer la gestión interna de la agrupación. A través de una enérgica declaración, afirmaron: "Los desafíos son grandes, y ante eso entendemos que es fundamental priorizar y fortalecer la gestión en nuestro partido".

En un acto que denota su compromiso con la evolución política y la trasparencia, se anunció que en los próximos días se dirigirán al Tribunal Supremo de RD, con el fin de propiciar la convocatoria de elecciones internas y abrir paso a una nueva y trascendental etapa.

La destacada directiva que optó por esta medida estaba liderada por figuras notables como el presidente Juan Ignacio Latorre, la secretaria general Araceli Farías, el secretario ejecutivo Edson Dettoni, y otros miembros fundamentales del equipo como Sofía Valenzuela, tesorera; Matías Sembler, coordinador de contenidos; Lorena Cisternas, coordinadora de Redes Ciudadanas; y Maximiliano Morel, coordinador de Acción Territorial.

Este movimiento llega en el contexto de un cambio de gabinete que afectó profundamente a Revolución Democrática, viéndose despojado de dos carteras ministeriales, Desarrollo Social y Educación. A pesar de este golpe, el partido mantiene su lealtad firme al proyecto, independientemente de su posición relativa en el gabinete, reconocido como un ámbito dinámico y en constante transformación.

Mientras tanto, en el tablero político, el Partido Comunista ha fortalecido su presencia con la adición de Nicolás Cataldo, lo que le ha conferido la responsabilidad de tres ministerios: Educación, Trabajo y Previsión Social, además de la Secretaría General de Gobierno de Chile.

En medio de este escenario en movimiento, Marco Antonio Ávila, quien dejó la cartera de Educación, estableció un claro llamado a la unidad y la consolidación. Expresó: "Hoy el gran llamado es a empujar el partido único, que va a ser el partido único del Frente Amplio. Por lo tanto, mi tarea dentro de RD va a ser colaborar con la directiva actual o con la que venga, en cómo logramos efectivamente construir este gran partido".

Estamos siendo testigos de un capítulo crucial en la historia política de Revolución Democrática, un partido que se encuentra en un proceso de reflexión y transformación, encaminado hacia un futuro lleno de desafíos y oportunidades.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68