Christian Zurita, excandidato presidencial, abandonará Ecuador por seguridad



 Ecuador

Redacción Sufragio

En una entrevista emitida el 28 de agosto por el canal local Ecuavisa, el excandidato presidencial Christian Zurita compartió sus reflexiones sobre la actual situación en Ecuador y sus planes futuros. Zurita, quien asumió la candidatura presidencial por el partido Construye tras el trágico asesinato de Fernando Villavicencio el 9 de agosto, expresó su deseo de tomarse un tiempo para sí mismo, alejándose de las tensiones y amenazas que enfrenta debido a la crisis de seguridad que azota al país.

La escalada de violencia en Ecuador lo ha llevado a tomar medidas extremas para proteger su vida, incluyendo el uso de un chaleco antibalas y un casco, además de contar con un equipo de seguridad que lo acompaña. A pesar de su histórico valor y valentía, Zurita admitió que las circunstancias actuales han hecho que reconsidere su enfoque en la vida.

La relación laboral y personal que compartía con Villavicencio, en la que ambos se dedicaban al periodismo y la investigación de casos de corrupción, había marcado una etapa importante en sus carreras. Zurita compartió que está trabajando en la finalización de un proyecto periodístico que ambos habían emprendido, un libro que planea publicar antes del 15 de septiembre. Además, se comprometió a mantener viva la memoria de su compañero a través del portal periodístico que habían construido juntos.

A pesar de su decisión de tomarse un tiempo personal, Zurita reafirmó su compromiso con sus responsabilidades como candidato y con su partido Construye. Subrayó la importancia de contribuir a la estructuración y el fortalecimiento de su partido para que los asambleístas electos puedan desempeñar un papel significativo en la Asamblea Nacional.

Sin embargo, dejó en claro que no abandonaría sus labores por completo, sino que exploraría oportunidades para llevar a cabo proyectos de investigación desde el extranjero. Para él, es esencial continuar con las agendas y temas que él y Villavicencio habían trabajado juntos, ya que considera que estos asuntos merecen ser abordados con vigor incluso desde fuera del país.

La trágica muerte de Villavicencio, quien fue asesinado a la salida de un mitin político, generó conmoción en el país y afectó el clima político en las elecciones anticipadas. El proceso electoral también se vio afectado por desafíos logísticos, especialmente en lo que respecta al voto a distancia desde el extranjero. Ante estos problemas, el Consejo Nacional Electoral decidió repetir el voto a distancia para la Asamblea Nacional. Esta decisión generó controversia, con algunos considerándola un abuso a los principios de legitimidad y legalidad.

Mientras tanto, los candidatos Luisa González y Daniel Noboa se están preparando para la campaña de la segunda vuelta electoral. González ha adoptado una imagen renovada y se ha centrado en propuestas dirigidas a los jóvenes. Por su parte, Noboa, quien ganó votos significativos de los jóvenes y las mujeres, ha diversificado su campaña, abordando temas más allá de la seguridad, como el medio ambiente y las políticas sociales.

El próximo presidente de Ecuador enfrentará desafíos cruciales, incluida la creciente crisis de seguridad y la restauración de la confianza de los ecuatorianos en sus instituciones. Con un mandato de un año y medio para completar el período de Guillermo Lasso, quien convocó elecciones anticipadas, el futuro líder deberá abordar estos problemas con determinación y visión.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72