Clara Brugada impulsa transformación económica de la CDMX hacia el Nearshoring

 

México

Clara Brugada liderará una nueva era económica en la Ciudad de México enfocada en el nearshoring, según declaraciones recientes de Pablo Yanes durante el Foro Coparmex Nearshoring Talks 2024. La próxima jefa de gobierno tiene planes audaces para transformar el perfil productivo de la capital y capitalizar las oportunidades que ofrece esta estrategia económica emergente.

Yanes destacó que la Ciudad de México, como la economía número 35 mundial y séptima en América Latina, está posicionada de manera óptima para impulsar un crecimiento dinámico y sostenido. Esta coyuntura, denominada el "momento chilango", subraya los recursos y ventajas de la ciudad para liderar un cambio significativo.

El plan de Brugada se enfoca en transitar hacia una economía de alto valor agregado y creciente densidad tecnológica, adaptándose a las demandas del siglo XXI y dejando atrás modelos industriales obsoletos. Sectores como electromovilidad, energías renovables, manejo sustentable de residuos, industrias creativas, servicios financieros y logísticos, así como servicios sociales de salud y educación, serán impulsados como motores de crecimiento.

"Esta transformación no solo busca el crecimiento económico, sino también mejorar las condiciones laborales y la sustentabilidad ambiental de la ciudad", destacó Yanes. La estrategia incluye una política metropolitana para el desarrollo económico que trasciende límites administrativos, aprovechando las ventajas de áreas cercanas como el Estado de México.

Para facilitar estos cambios, se planea establecer una agencia dedicada a atraer, acompañar y facilitar inversiones, asegurando un proceso fluido desde la atracción del capital hasta la implementación y gestión de desafíos futuros.

Reducir la desigualdad y la informalidad laboral son objetivos clave de esta iniciativa, buscando una "prosperidad compartida" que beneficie a todos los sectores de la sociedad. Además, se espera un impulso significativo en la industria de la construcción con una meta de 200,000 acciones de vivienda, y un enfoque renovado en el turismo, especialmente en preparación para el Mundial de Fútbol de 2026.

Con estas medidas, Clara Brugada aspira a posicionar a la Ciudad de México como un centro económico dinámico y competitivo, listo para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades del futuro cercano.

Fuente: El Financiero

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72