Álvaro Uribe denuncia 'persecución política' tras decisión de la Fiscalía colombiana

 

Colombia

Álvaro Uribe Vélez ha hecho un fuerte señalamiento de persecución política en su contra, tras recientes decisiones de la Fiscalía General de la Nación que afectan su caso judicial. El expresidente colombiano denunció enérgicamente a través de sus redes sociales que está siendo objeto de un proceso sesgado y violatorio del debido proceso.

Uribe Vélez, quien gobernó Colombia entre 2002 y 2010, criticó especialmente el cambio en la dirección del fiscal a cargo de su caso, acusando que este movimiento intenta eludir sus reclamos legítimos de imparcialidad. A pesar de haber solicitado el apartamiento del fiscal anterior, Gilberto Iván Villarreal, por posibles conflictos de interés, Uribe Vélez denuncia que su recusación fue desestimada bajo el argumento de que Villarreal ya no está en esa posición.

"Otra muestra de la persecución política en mi contra: trasladaron al fiscal que me acusó y ahora pretenden ignorar mis preocupaciones sobre su imparcialidad. El juicio sigue como si nada hubiera pasado. Qué bonito", expresó Uribe Vélez con indignación. El exmandatario sostiene que el fiscal Villarreal actuó con parcialidad, favoreciendo a figuras clave de administraciones previas, lo cual habría quedado evidenciado en su gestión.

Además, Uribe Vélez anunció su intención de presentar una tutela para revisar esta decisión, argumentando que se violan sus derechos fundamentales al ser juzgado por un fiscal que, según él, no garantiza la imparcialidad requerida para un proceso justo. En un video posterior, detalló que las acciones judiciales en su contra continúan a pesar de estas irregularidades, y reiteró su solicitud de nulidad del proceso, la cual fue previamente rechazada por los jueces a cargo.

El expresidente también hizo referencia a recientes desarrollos en el caso, incluyendo la aceptación de impedimentos presentados por magistrados del Tribunal Superior de Bogotá, quienes habían expresado opiniones previas sobre su situación legal. Estos magistrados fueron apartados del caso para asegurar la imparcialidad en la administración de justicia.

En resumen, Álvaro Uribe Vélez continúa enfrentando un complejo proceso legal marcado por acusaciones de manipulación judicial y una serie de decisiones que, según él, ponen en duda la equidad del procedimiento en su contra.

Fuente: Infobae

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 72