Javier Milei se enfrenta a su primera huelga general en Argentina



Argentina 

El presidente argentino, Javier Milei, se enfrenta a la primera huelga general en solo 45 días de gobierno, en contra de su draconiano ajuste fiscal y su plan de reformas de más de un millar de leyes y regulaciones que rigieron durante décadas.

La huelga general es convocada por la mayor central sindical de Argentina, la Confederación General del Trabajo (CGT), de orientación peronista, y recibió el apoyo de la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA), segunda en tamaño.

El mayor sindicato argentino convocó la huelga en rechazo, en particular, a los cambios por decreto del régimen laboral que impulsa Milei, que limitan el derecho de huelga y afectan la financiación de los gremios. 

Anunciaron también sus adhesiones al paro las mundialmente conocidas organizaciones de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, así como partidos políticos gremios,  organizaciones sociales y organismos de derechos humanos de todo el país.

"Es una forma de dar apoyo a esta resolución del pueblo de conformar una protesta y un llamado de atención por toda esta situación que estamos viviendo con este Gobierno tan extraño", dijo la presidenta de Abuelas, Estela De Carlotto.


Apoyo exterior

Organizaciones ciudadanas y sindicales de todo el mundo llamaron también a movilizarse a favor de los manifestantes argentinos.

En Uruguay, el PIT-CNT, la central sindical única de trabajadores, llamó a manifestarse en rechazo a las "medidas antipopulares" de Milei, "que amenazan la vida, los derechos y la libertad de los trabajadores y el pueblo argentino".

También se esperan actos de apoyo en Madrid, Londres, Berlín y París, entre otras ciudades.

Se espera que miles, y tal vez decenas de miles de manifestantes se congreguen en el corazón de Buenos Aires para la concentración. Solamente el gigantesco CGT dice contar con 7 millones de afiliados.

Será la primera manifestación de alcance nacional contra el Gobierno y sus drásticas medidas de ajuste con las que busca contener una inflación anual de 211%, récord en 30 años.

Fuente: DW

Artículo Anterior Artículo Siguiente