La misión espacial rusa Luna-25 entra en la órbita lunar

 


Mosaico

Redacción Sufragio

El módulo Luna-25, una destacada hazaña de la exploración espacial rusa, ha logrado un hito histórico al ingresar exitosamente a la órbita lunar, según el anuncio emitido este miércoles por el prestigioso Instituto Ruso de Investigación Espacial.

Este logro sin precedentes marcó un momento de orgullo para Rusia, al ser la primera vez en su historia moderna que una estación espacial automatizada ha logrado situarse en la órbita de nuestro misterioso satélite natural, la Luna. La delicada maniobra se consumó de manera impecable a las 12:03, hora de Moscú, gracias a la activación de su sistema automático de propulsión, una serie de eventos cruciales que culminaron en este éxito histórico.

Las etapas cruciales del proceso incluyeron dos encendidos precisos y cronometrados del sistema de propulsión. El primero, llevado a cabo a las 11:57, hora de Moscú, por el motor de frenado correctivo, extendió su duración a lo largo de 243 segundos, lo que permitió ajustar y optimizar la trayectoria del módulo. El segundo encendido, que duró 76 segundos, involucró a los motores de alunizaje suave, asegurando una entrada segura y precisa hacia la órbita lunar.

El Instituto Ruso de Investigación Espacial afirmó que todos los sistemas a bordo del módulo espacial están funcionando con total normalidad, brindando una valiosa confianza en la misión. Las comunicaciones con el módulo son estables y consistentes, lo que es esencial para el éxito continuo de la misión.

En estos momentos, se están llevando a cabo sesiones de medición exhaustiva de los parámetros de navegación, una fase crítica para asegurar que el módulo se encuentre en la posición adecuada para cumplir con sus objetivos científicos.

Luna-25, cuyo lanzamiento se efectuó el pasado viernes desde el cosmódromo Vostochni en el Lejano Oriente ruso, tiene una ambiciosa misión por delante: verificar la existencia de agua congelada en la superficie lunar, un recurso crucial que podría potencialmente sustentar la vida y abrir nuevas oportunidades para la exploración espacial. Se espera que el emocionante viaje alcance su culminación con un alunizaje programado cerca del polo sur de la Luna el próximo 21 de agosto, dejando un hito duradero en los anales de la exploración espacial rusa y global.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario 65