Congreso Guatemala desmantela bancada del presidente electo

 


Guatemala

Redacción Sufragio

La junta directiva del Congreso de Guatemala tomó una decisión de gran impacto político el miércoles 30 de agosto de 2023 al privar de facultades al grupo parlamentario del presidente electo, Bernardo Arévalo. Esta medida se dio como respuesta a la suspensión del partido Semilla, ordenada por la cuestionada Fiscalía y aprobada por el Tribunal Supremo Electoral.

La presidenta del Congreso, Shirley Rivera, perteneciente al partido derechista Vamos, declaró a los periodistas que "en este momento quedan independientes", en referencia a los diputados de Semilla. La decisión fue notificada al pleno del Congreso por la junta directiva.

A partir de este momento, los cinco diputados de Semilla, incluyendo al mismo Arévalo, se encuentran limitados en sus funciones parlamentarias. No podrán liderar comisiones, participar en la preparación de la agenda legislativa ni contar con asesores, entre otras prerrogativas. Estas restricciones estarán en efecto hasta la próxima legislatura, que está programada para comenzar el 14 de enero de 2024. En ese momento, Semilla tendrá 23 diputados en su bancada.

La reacción de Arévalo no se hizo esperar. Afirmó ante la prensa al cierre de la sesión que considera la resolución como "absolutamente fuera del marco legal" y expresó su confianza en que será revocada. Además, cuestionó la inclusión de diputados del partido UCN en la junta directiva, señalando la premura y rapidez con la que se está llevando a cabo el proceso.

Víctor Valverth, un consultor de asuntos legislativos ligado a la ONG Asociación para el Desarrollo Legislativo y la Democracia, hizo hincapié en que la junta directiva del Congreso carece de las facultades necesarias para cancelar una bancada. Aseguró que esta decisión recae en el plenario del Congreso y que debería haberse presentado ante él para su consideración.

Valverth también planteó que la suspensión de Semilla no debería acatarse mientras existan recursos pendientes ante el Tribunal Supremo Electoral y otros amparos solicitados por el partido. Esta situación es aún más compleja debido a la reciente proclamación de Bernardo Arévalo como presidente electo tras el balotaje del 20 de agosto, donde venció a la ex primera dama Sandra Torres.

La suspensión de Semilla y la controversia en torno a esta decisión tienen sus raíces en una serie de acontecimientos previos. El Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral inhabilitó al partido Semilla, atendiendo a una orden del juez Fredy Orellana, lo que fue solicitado por el fiscal Rafael Curruchiche. Ambos individuos están en una lista de "personajes corruptos" según Estados Unidos. Se especula que esta acción puede estar motivada por la promesa de Arévalo de combatir la corrupción de manera frontal.

Esta situación política sigue desarrollándose y sus implicaciones para el futuro de la administración de Arévalo y la dinámica del Congreso de Guatemala siguen siendo motivo de atención y análisis.

Artículo Anterior Artículo Siguiente